El primer grupo de 30 emigrantes peruanos culminó su preparación, con apoyo del gobierno panameño, para abrir sus pequeñas o medianas empresas para aprovechar las ventajas del tratado de libre comercio (TLC) entre Perú y Panamá.

La Autoridad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Ampyme) de Panamá impartió la capacitación en gestión empresarial durante tres semanas en coordinación con el Consulado de Perú en Panamá, lo que derivó en que cada participante elaborara su plan de negocios.

La ministra peruana de Relaciones Exteriores, Eda Rivas, asistió a la ceremonia de clausura y se congratuló por la iniciativa y el esfuerzo de la colonia por aprovechar las oportunidades del TLC, además de "agradecer mucho" a la Ampyme por su apoyo.

Rivas pidió a las autoridades consulares "darle seguimiento" al esfuerzo desarrollado y seguir colaborando con los emigrantes "porque son nuestra razón de ser".

La mayoría de los participantes han elaborado planes para abrir empresas importadoras de productos alimenticios étnicos, vestimenta para infantes, procesados al vacío, asistencia legal, servicios tecnológicos, empresas de turismo, entre otros, detalló la cónsul de Perú en Panamá, Noela Pantoja.

Por su lado, el representante de Ampyme, Alexander Bal, resaltó lo "inédito" de la experiencia de la institución con una colonia extranjera y el enriquecimiento cultural y acercamiento mutuo que se ha dado a partir de esta capacitación técnica.