El incremento aplicado por los diputados a la estimación del precio del petróleo y del tipo de cambio para compensar los 55.700 millones de pesos (US$4.330 millones) que le restaron a la recaudación del gobierno federal con sus modificaciones a la miscelánea fiscal, podría amortiguar, pero no evitar la caída de los ingresos petroleros el año próximo.

Los legisladores incrementaron de US$81 a US$85 el precio por barril de exportación de la mezcla mexicana de petróleo y elevaron de 12,60 a 12,90 su estimación para el tipo de cambio, lo que podría contribuir a generar más ingresos petroleros, pero insuficientes para revertir una caída de la proporción que se registrará en los ingresos petroleros del año próximo.

Si bien la estimación para el tipo de cambio de 2014 es igual a la de 2013, el precio del petróleo estimado por los legisladores para el año próximo es inferior en un dólar respecto al de US$86 que se calculó para el ejercicio fiscal que está por concluir.

Proyecciones. En el paquete económico para 2014, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) estimó que México recibiría ingresos petroleros por un billón 224,733.9 millones de pesos, lo que significará una caída de 5,1% respecto a los aprobados para 2013.

De acuerdo con las leyes de ingresos de 2009 a 2014, la caída en ingresos petroleros para el año próximo debería ser la primera no sólo en el papel sino también en los hechos, pero no será así.