Miles de guatemaltecos participaron en un marcha y actos políticos en el centro de la capital, para conmemorar el 69 aniversario de la Revolución de Octubre de 1944, la cual fue depuesta diez años después por un grupo de militares con el apoyo de la CIA de EE.UU., informaron líderes sociales.

En la actividad participaron más 10.000 personas de un centenar de organizaciones sindicales, estudiantiles, campesinas, políticas e indígenas, entre otras, según los dirigentes.

Los participantes, además de recordar la "Primavera democrática" como se le denomina al decenio que duró la revolución antes de ser derrocada, también recordaron al ex presidente Jacobo Arbenz Guzmán (1951-1954), el militar progresista que gobernaba el país cuando fue depuesto por la Agencia Central de Inteligencia (CIA), en 1954, y cuyo centenario del natalicio se celebra en 2013.

"Se necesita sangre tipo Arbenz, para todos los guatemaltecos", se leía en una pancarta portada por una estudiante universitaria, que se quejaba de "la indiferencia" y "falta de interés" con que "la mayoría de guatemaltecos (...) principalmente los jóvenes, enfrentan su realidad".

Asimismo, rindieron homenaje al líder estudiantil Oliverio Castañeda de León, asesinado el 20 de octubre de 1978, a unos metros del Palacio Nacional de la Cultura, por miembros de las fuerzas de seguridad del Estado, cuyo crimen se mantiene en la impunidad.

Los participantes también se manifestaron en contra de los altos niveles de inseguridad, violencia y corrupción que afectan al país centroamericano, así como la pobreza, marginación y exclusión en que vive más del 52 % de los guatemaltecos.

"Los principales responsables de la situación en que se encuentra el país son Estados Unidos, que ahogó nuestra democracia, los militares traidores y los empresarios voraces", señaló un antiguo dirigente de la Central General de Trabajadores.

La Revolución de Octubre fue protagonizada por un grupo de militares progresistas, estudiantes universitarios, intelectuales y líderes sociales, que derrocaron la dictadura militar del general Jorge Ubico.

Durante los diez años que duró la gesta, en la que gobernaron Juan José Arévalo Bermejo (1945-1951) y Arbenz, los presidentes más votados en la historia del país, se decretó una reforma agraria y el Código de Trabajo, se creó el Seguro Social y se otorgó la autonomía a la Universidad de San Carlos de Guatemala, entre otros avances.