Sao Paulo, EFE. El ministro de la Secretaría de la Micro y Pequeña Empresa de la Presidencia de Brasil, Guilherme Afif Domingos, apostó por reducir de 180 a 5 días el plazo de apertura y cierre de pymes en el país, en un esfuerzo del gobierno por reducir la burocratización actual.

"La principal misión es esa, con efectos colaterales positivos", dijo Afif en el foro "Efe Café da Manhã", el cuarto de una serie de desayunos informativos organizados por la Agencia Efe en Brasil y que reunió hoy a empresarios, periodistas y políticos en Sao Paulo.

La intención del gobierno es implementar esta propuesta a lo largo del próximo año con el objetivo de hacer frente a la "alta carga burocrática" existente en el país latinoamericano, según el ministro.

La idea forma parte de la iniciativa "Pensar Simples" (Pensar Simple), con la que el gobierno busca la creación de un portal electrónico para que las pymes puedan homologar su apertura o el cierre en un plazo máximo de cinco días.

Otra de las medidas "audaces" y "con coraje" planeadas por la Secretaría para hacer frente a la burocratización es la creación de un "proceso único de apertura de pymes basado en la utilización de certificados digitales para contratos y declaraciones electrónicas".

La Secretaría defiende la creación de un único puesto de atención para evitar que el pequeño empresario tenga que "peregrinar" entre diversas instancias que regulan las pymes y conseguir así que el emprendedor, valiéndose de una certificación digital, cumpla con las exigencias a través de una único procedimiento.

El acto de hoy fue moderado por el presidente de la Asociación de Corresponsales Extranjeros de Sao Paulo, Pablo Giuliano, y patrocinado por la multinacional española Indra, representada por su presidente en Brasil, Emilio Díaz.