Río de Janeiro, EFE. El gobierno brasileño autorizó este viernes la elevación desde el 20% al 30 % del límite de participación del capital extranjero en el Banco do Brasil, la mayor institución financiera del país y controlada por el Estado pero que tiene acciones negociadas en la bolsa de Sao Paulo.

La elevación fue autorizada en un decreto presidencial, según informó el Banco do Brasil en un comunicado enviado a la bolsa.

El gobierno ya había elevado en 2009 el límite de participación de los inversores extranjeros en el capital del mayor banco brasileño desde el 12,5% hasta un 20% en un paso que precedió a la autorización para que la entidad lanzara recibos de depósitos de acciones (ADR) en la Bolsa de Nueva York.

Actualmente el porcentaje de acciones ordinarias del Banco do Brasil disponibles en la bolsa de Sao Paulo para negociación llega al 29,82% del capital social de la entidad.

El Tesoro Nacional es el controlador del Banco do Brasil, con el 50,73% de las acciones, y el segundo mayor accionista es la Caja de Previsión Social de los propios empleados de la entidad, con el 10,38%.

Otros importantes accionistas son la Caja de Garantía de la Construcción Naval (3,69%) y el Fondo Fiscal de Inversión y Estabilización (3,86%).

Según su último balance financiero, los activos del Banco do Brasil en junio pasado sumaban 1,21 billones de reales (unos US$550.000 millones), con un crecimiento del 15,5% en doce meses y que lo confirman como el mayor banco de América Latina.

El patrimonio líquido de la entidad en junio era de 64.721 millones de reales (unos US$29.420 millones), valor en un 6,4% superior al del mismo mes del año pasado.

La entidad obtuvo en el primer semestre un beneficio neto récord de 10.027 millones de reales (US$4.558 millones), en un 81,8% superior al de los primeros seis meses de 2012 y el mayor para el período para cualquier banco brasileño.