Las remesas que los salvadoreños envían al país, principalmente de Estados Unidos, no crecerán al ritmo que el Banco Central de Reserva proyectó para este año.

La presidenta de la institución, Marta Evelyn de Rivera, dijo que el crecimiento de este indicador podría ubicarse entre un 1,5% y un 2%. La proyección del BCR era de un 3,5%.

Hasta septiembre pasado, el país había recibido US$2.931 millones por este concepto, lo que representa un crecimiento un crecimiento interanual de 1,3%. En monto el aumento fue de US$38.4 millones. El promedio mensual de remesas recibido durante este período fue de US$325,7 millones, según las cifras del banco.

En septiembre de 2012, El Salvador había captado US$2.893 millones de remesas, según los registros del BCR.

“Tenemos un crecimiento de 1,3% que ha sido más bajo de lo que nosotros estimábamos para el cierre del año, pensábamos que las remesas iban a cerrar con un 3,5% de crecimiento”, apuntó la titular.

La lectura del BCR es que aunque el número de envíos se mantiene, las cantidades que ahora remesan los salvadoreños son menores a las de años anteriores.

Las remesas son uno de los pilares de la economía salvadoreña. “Viendo los sectores en los que trabaja nuestra población en la economía de Estados Unidos, vemos que vamos a mantener todavía tasas de crecimiento positivas”, concluyó la funcionaria.