Santiago, Xinhua. Las investigaciones por el caso de las sociedades cascadas de la empresa minera Soquimich (SQM) en Chile alcanzaron al presidente Sebastián Piñera, en el considerado mayor escándalo financiero en Chile, según informes periodísticos difundidos este viernes en esta capital.

El principal controlador de SQM, Julio Ponce Lerou, involucró al presidente Piñera, quien podría haberse beneficiado también por las ventas de las sociedades vinculadas, o cascadas, a la firma, lo que es investigado por la justicia.

De acuerdo con esta versión, Piñera estaría involucrado en la venta de acciones de las sociedades cascadas de SQM, Caliche, Oro Blanco y Norte Grande, realizadas en 2008 y 2009, por medio de las sociedades Bancard, Axxion e Inversiones Santa Cecilia.

Estas operaciones habrían sido hechas por sobre el valor real de las empresas y habrían perjudicado a los accionistas minoritarios, de acuerdo con la investigación de la Superintendencia de Valores y Seguros, órgano fiscalizador del Estado en el sector financiero.

Pero la defensa de Julio Ponce, señalado principal responsable de la operación, pidió a la Superintendencia que informe de las operaciones desarrolladas por Piñera entre 2008 y 2009, cuando tuvo vínculos con los movimientos de SQM.

Esta medida es señalada por la prensa chilena como una forma de suspender el proceso punitivo y el plazo para presentar los descargos, cuyo periodo vence este 29 de octubre.

Los abogados de Ponce, Raimundo Labarca y Alejandro Parodi, indicaron que existieron cuatro tipos de acciones realizadas por Piñera.

Esto, sostienen, "daría cuenta de un interés del presidente de la República en las mismas, lo cual podría restar imparcialidad a ese superintendente para seguir interviniendo en esta investigación y, en su caso, para resolverla", dijeron.

Pero los defensores de Ponce pusieron en duda que el presidente Piñera se haya desprendido de todos sus papeles bursátiles en las sociedades cascadas, puesto que las firmas con las que operaba en abril de 2009, Bancard e Inversiones Santa Cecilia, tenían acciones de Norte Grande y Oro Blanco.

Por lo que se quiere investigar si los contratos de administración del 24 de abril de 2009 que Piñera es uno de los cuatro fideicomisos ciegos que creó.

Las operaciones bursátiles de Calichera se observan en US$159 millones; las de Oro Blanco por US$26,7 millones; Norte Grande con US$26,9 millones; todas ellas a montos mayores que los reales.