Lima, Andina. La importación de licores o bebidas alcohólicas crecerá 15,9% este año, gracias al mayor ingreso disponible de las familias peruanas, proyectó la consultora Maximixe.

Señaló que, de este modo, la importación de licores alcanzaría los US$88,1 millones y 1.376 millones de litros, debido al incremento del ingreso disponible de las familias.

"Esta disponibilidad de recursos impulsaría la demanda de licores de alta y media gama en las categorías de vino, whisky y vodka", apuntó.

Asimismo, afirmó que dinamizaría la demanda de nuevos consumidores no tradicionales, como jóvenes y mujeres, y ampliaría los canales de distribución en provincias.

En el mercado de licores importados participan anualmente alrededor de 140 empresas de más de 50 países, siendo Reino Unido, Argentina, Chile, España e Italia los principales orígenes al concentrar el 71,3% del total.

"La inversión del gobierno en promocionar el turismo nacional y extranjero, y el reconocimiento internacional de la gastronomía, permitirán que este mercado sea abastecido por nuevas marcas, especialmente europeas y no sólo en gama baja, sino también en licores premium", previó Maximixe.

Estos factores serán acompañados por el crecimiento de la inversión publicitaria, lo que llevará a que el consumidor tenga una mayor variedad de bebidas con diferentes marcas y precios, anticipó.

Por tipo de licor, se prevé que al cierre de este año, la importación de vinos crecerá 11,2% y la de whiskies 21,5%, impulsada por los factores mencionados.

En comparación al resto de bebidas alcohólicas, la importación de vinos y whiskies crecerá relativamente más, debido a la modificación y elevación del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC).

Las bebidas que crecerán menos serán las consumidas por los niveles socioeconómicos B y C, principalmente cervezas de malta (9%), ron (6,7%) y vodka (3,6%).

En mayo de 2012 se modificó el ISC, estableciéndose un aumento del impuesto a la cerveza de 28% a 30% y a los demás licores de 20% a 25%.