San Salvador,  EFE.  El turismo, con sus principales atractivos como playas, montañas y sitios arqueológicos, se ha convertido en el segundo sector más importante de la economía de El Salvador después de las remesas, según fuentes oficiales.

"El turismo en estos momentos es el segundo sector de mayor impacto en la economía del país después de los dólares que nos mandan legalmente nuestros hermanos" en concepto de remesas desde el exterior, dijo Roberto Viera, gerente de la estatal Corporación Salvadoreña de Turismo (Corsatur).

El aporte del turismo, principalmente de los extranjeros, al producto interior bruto (PIB) de este país centroamericano ha pasado de 2,5% en 2009 a 3,2% en 2012, añadió.

Destacó que se espera "que este 3,2% pudiera llegar a ser un 5%, por lo menos, en el próximo quinquenio".

Sin embargo, eso aún está muy lejos de la contribución de las remesas familiares que envían los casi tres millones de salvadoreños que residen en el exterior al país, de los cuales 2,5 radican en Estados Unidos.

Según datos del Banco Central de Reserva, las remesas representan el 16,4% del PIB y en enero-septiembre de este año sumaron US$2.931,7 millones, US$38,4 millones (1,3%) más que los US$2.893,3 millones recibidos durante el mismo período de 2012.

El turismo generó US$771,6 millones en 2012, los cuales "son más del doble del ingreso del café, que anduvo por los 300 millones el año pasado", dijo a Efe Viera.

Los ingresos por la exportación de café salvadoreño durante el ciclo cafetero 2012-2013 (octubre-septiembre) cayeron 19,5 %, con US$251,75 millones vendidos frente a los US$312,70 millones del ciclo anterior, según un reporte del Consejo Salvadoreño del Café.

Pese a que el resultado del turismo es uno de los "mayores ingresos" en este rubro en los últimos 32 años, desde 1981, "para nosotros no es una meta llena, sino que es un paso, es una etapa nada más, que debe ser superada todavía más", añadió Viera.

De los US$771,6 millones que el turismo le generó a El Salvador en 2012, unos US$579,89 millones fueron del mercado norteamericano, según datos del Ministerio de Turismo (Mitur).

El 89% de esos turistas norteamericanos procede de Estados Unidos, el 6,8% de Canadá y el 3,5% de México.

Por su parte, el turismo interno produce unos US$100 millones anuales y moviliza a unos cuatro millones de personas, dijo recientemente el titular del Mitur, José Napoleón Duarte, quien destacó que el programa Pueblos Vivos ha contribuido a desarrollar este segmento.

El Gobierno salvadoreño, con su estrategia de turismo internacional llamada El Salvador Impresionante, combinada con Pueblos Vivos, ha logrado rescatar este sector, que en 2009 cayó 26,6%, ya que de captar US$733,9 millones en 2008 pasó a US$516,6 millones en dicho año.

Con esa estrategia de 2009 a 2010 se alcanzó "un pequeño incremento", de US$516,6 millones a US$518 millones; de 2010 a 2011 fue "mucho más fuerte" al llegar a los US$615,1 millones y para 2012 creció "casi 25 %" al alcanzar los "US$771,6 millones, que son los mayores ingresos en turismo" desde 1981 enfatizó Viera.

Destacó que en el próximo quinquenio habrá "un reto enorme para seguir creciendo" y no decaer como en 2009, cuando tomó posesión el actual Gobierno.

El Salvador presentará su programa turístico Pueblos Vivos en el II Foro Mundial de Desarrollo Económico Local, que realizará el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo del 29 de octubre al 1 de noviembre en Brasil, ya que "puede ser un modelo de desarrollo local para el mundo" según ese organismo, indicó Viera.

Pueblos Vivos promueve el turismo local en cada uno de los municipios salvadoreños; hasta el momento participan 222 municipios de los 262 del país.

La iniciativa surgió en 2009 para promover la riqueza cultural, turística, histórica, patrimonial y gastronómica de los municipios del país, de los que en esa primera ocasión sólo participaron 56.

Las autoridades salvadoreñas esperan que los ingresos turísticos en 2013 sean superiores a los del año pasado.

Durante este año El Salvador espera "tener más de US$800 millones"  en ingresos y superar los 1,8 millones de visitantes, según Duarte.