México, Xinhua. México y China se encuentran ante una oportunidad histórica de relaciones bilaterales que nunca había sido tan grande como ahora, afirmó el presidente nacional del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), César Camacho Quiroz.

En entrevista con Xinhua, el máximo dirigente priísta dijo que "nosotros apreciamos mucho la actitud del presidente chino Xi Jinping con México y con nuestro presidente Enrique Peña Nieto, porque no sólo son jefes de Estado, sino son amigos".

Esto, en consecuencia, "abre una ventana de oportunidad que en la historia de nuestras relaciones nunca ha sido tan grande", manifestó el político, quien realizó una visita a China en septiembre pasado.

Al respecto, el dirigente del partido político más importante del país señaló que en su segunda visita a China, encontró "a un país con un crecimiento económico desbordante y un ensanchamiento notable del nivel de vida del pueblo chino".

Al referirse al desarrollo de China en comparación con México, Camacho Quiroz consideró que son países que tienen muchas similitudes, pero también muchas diferencias. "Creo que estamos en momentos distintos del proceso de transformación de nuestros respectivos países", acotó.

En cuanto a las ventajas de abrir las puertas al mercado chino en la zona de libre comercio en el puerto chino de Shanghai, el dirigente nacional del PRI dijo: "es un modelo que para nosotros se convierte en aspiracional, es decir, cuando vemos lo que ha sido capaz de hacer el pueblo y gobierno chinos en unidad, advertimos que nos falta mucho camino por recorrer".

En cuanto a las ventajas de abrir las puertas al mercado chino en la zona de libre comercio en el puerto chino de Shanghai, el dirigente nacional del PRI dijo: "es un modelo que para nosotros se convierte en aspiracional, es decir, cuando vemos lo que ha sido capaz de hacer el pueblo y gobierno chinos en unidad, advertimos que nos falta mucho camino por recorrer".

En ese sentido, puntualizó que para empresas mexicanas esas oportunidades de tener acceso al mercado chino deben de hacerse de acuerdo con las leyes, las instituciones y la cultura mexicana.

"Y hay muchas cosas que podemos aprender, y por eso la posible presencia de empresarios e inversionistas mexicanos en esa zona de Pu Dong, que es como el mejor botón de muestra de todo lo que es el gran país de China", dijo.

En cuanto a la experiencia de México como referente para esa zona de libre comercio de Shanghai, consideró que hay muchas experiencias que pueden ser tomadas en cuenta. "Pero también estoy convencido de que cada país es distinto y cada región, cada zona del mundo tiene particularidades", agregó.

En cuanto a la posibilidad de concretar un tratado de libre comercio China-México, Camacho Quiroz expresó: "todo cuanto hagamos para fortalecer nuestras relaciones políticas y sociales, y subrayadamente económicas, será muy bueno para México. Por lo pronto, lo que creo es que hay una gran voluntad, y cada uno también podrá ir superando sus propias debilidades".

En materia del intercambio turístico bilateral, el dirigante nacional del PRI opinó que los chinos "van a sentirse en su casa; la hospitalidad de los mexicanos tiene un gran valor, y el pueblo chino es muy apreciado, no sólo por su cultura milenaria, por los avances tecnológicos", sino porque se debe tomar como muestra la relación amistosa entre los presidentes Peña Nieto y Xi Jinping.

Además de esa culrtura hospitalaria, México es rico en cultura ancestral y ahí tiene un elemento de identidad con China. México tiene una cultura culinaria inagotable, como la tiene China, precisó.

"México tambien ha sido generosamente beneficiada por la naturaleza; tenemos mucho sol, muchas playas, mucha cultura, mucha aventura", mencionó Camacho Quiroz.

"Y eso es atractivo para los chinos, que son exigentes, y que cuando salen de su país quieren ser muy bien tratados y quieren experimentar cosas buenas y conocer personas de otras latitudes".

Por eso, "los mexicanos esperamos a los chinos con los brazos abiertos", concluyó.