Buenos Aires, Xinhua. La derrota del gobierno argentino en las elecciones legislativas de medio término celebradas el domingo fue el principal título este lunes de los medios locales, que coincidieron en enfatizar la "apertura de una nueva etapa" de cara a las presidenciales de 2015.

El domingo, el gobierno fue derrotado en 14 distritos de los 24 que tiene el país, entre ellos en los cinco principales por cantidad de votantes: la provincia de Buenos Aires, la ciudad del mismo nombre, Córdoba, Santa Fe y Mendoza.

En Buenos Aires, donde reside el 37% de los 30,5 millones de personas habilitadas a votar, el intendente (alcalde) de la localidad bonaerense de Tigre, Sergio Massa, se impuso al oficialista Martín Insaurralde, intendente de la ciudad de Lomas de Zamora, por 43,92% ante 32,18%.

"Massa arrasó y se abre una nueva etapa política", dijo "Clarín", el diario de mayor tirada en la región, enfrentado al gobierno, mientras que "La Nación", también distante del Ejecutivo, aseguró que "el país votó por un cambio", luego de 10 años de kirchnerismo en el poder.

Argentina celebró el domingo parlamentarias de medio término, en las que se votaron 24 senadores -un tercio de la Cámara alta- y 127 diputados nacionales -la mitad de ese órgano legislativo.

El "Cronista Comercial" planteó que "el rotundo triunfo de Massa impacta al gobierno e impone cambios urgentes".

Si bien el oficialismo fue derrotado a nivel nacional, ello ocurrió a manos de una oposición dividida, por lo que el partido gobernante sigue siendo la principal fuerza a nivel nacional, con 28% de las voluntades, ante un 72% que se reparte entre más de seis fuerzas.

El diario "Página/12", cercano al gobierno, destacó que "el oficialismo mantiene junto a sus aliados el control de las dos cámaras del Congreso", mientras que "Ámbito Finaciero" enfatizó que "el gobierno retiene la primera minoría en el Congreso".