El líder mundial del automóvil, Toyota Motor, vendió en todo el mundo un total de 4,98 millones de vehículos de abril a septiembre, lo que supone 1,3% más interanual.

En este periodo, el primer semestre del año fiscal japonés, la empresa de Aichi (centro) produjo además 5,02 millones de unidades, un 0,9% más que en el mismo periodo de 2012, de los que 2,14 millones los fabricó en Japón (un 3,1% menos), detalló la firma en un comunicado.

Su marca Toyota acaparó en ese periodo la mayor parte de las ventas, al colocar 4,48 millones de vehículos, 1,7% más interanual.

Por detrás, se situaron sus modelos Daihatsu, de los que vendió un 3,2% menos que de abril a septiembre de 2012 hasta los 422.000 vehículos, y la de camiones Hino, que logró incrementar sus ventas en este periodo un 4,7% interanual hasta las 79.000 unidades.

Mientras, por su parte, el segundo fabricante de Japón, Nissan Motor, vendió en esos primeros seis meses del año fiscal nipón 2,45 millones de unidades, lo que supone un 1,7% más y su récord histórico en este periodo de abril a septiembre.

A pesar de sus ventas positivas, su producción en estos seis meses se redujo en un 0,5% interanual hasta las 2,42 millones de unidades, de las que fabricó dentro de Japón 500.519, un 10,2% menos que de abril a septiembre de 2012.

Por detrás, Honda Motor fabricó de abril a septiembre 2,09 millones de unidades en todo el mundo, su récord del primer semestre del año fiscal, y un 1,2 por ciento más que en el mismo periodo de 2012.

El fabricante de Tokio, que solo publicó sus ventas en el mercado doméstico, colocó en este periodo 333.632 vehículos, de los que 118.000 fueron minivehículos, sobre todo gracias al éxito en el archipiélago de su modelo "NBox".