DIJIMOS: El gobierno de Peña Nieto partió con el pie en el acelerador. Ya ha sacado dos reformas, pero, como siempre, los mexicanos se aferran al ver para creer (“Carrera de fondo”, AméricaEconomía N° 424). 

LO NUEVO: Las aspiraciones de Peña Nieto se frenan. La reforma educativa y los cambios en materia energética y fiscal han despertado a los mexicanos. Las marchas se han transformado en pan de cada día en el Zócalo.