DIJIMOS: En 2003 Rafael Correa llegó al poder y aquellos que demandaron a Chevron se encontraron con un escenario propicio para la causa. El nuevo mandatario declaró en los medios: “no nos engañemos, aquí se ha cometido un crimen”(“Lluvia negra”, AméricaEconomía N° 408). 

LO NUEVO: El tira y afloja entre Chevron y Ecuador no termina. El presidente Rafael Correa lanzó la campaña “La mano sucia de Chevron Texaco”, con la que busca combatir a la petrolera estadounidense a través de un boicot internacional.