Washington, EFE. El gobierno estadounidense afirmó este lunes que mantendrá una comunicación abierta con aliados como España tras divulgarse un supuesto espionaje masivo por agencias de EE.UU. y que continuará los contactos "a través de los canales diplomáticos" para encarar las "preocupaciones" expresadas por Madrid.

"Nuestro embajador (James Costos) se entrevistó hoy con el secretario de Estado para Asuntos Europeos, Íñigo Méndez de Vigo, a petición del Gobierno de España", confirmó Jen Psaki, la portavoz del Departamento de Estado, en su rueda de prensa diaria.

Según Psaki, en esa reunión el embajador estadounidense "subrayó la importancia de mantener comunicaciones abiertas y aseguró a Méndez de Vigo que EE.UU. continuará las conversaciones con aliados como España a través de los canales diplomáticos habituales para encarar las preocupaciones que han expresado".

Asimismo, la portavoz agregó que "hablaron, por supuesto, de la actual revisión de la política de espionaje", que ha ordenado el presidente estadounidense, Barack Obama, tras las revelaciones del supuesto espionaje masivo a 35 líderes de todo el mundo.

La reunión entre el secretario de Estado español y el embajador estadounidense se produjo el mismo día que el diario "El Mundo", de Madrid, publica que la Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU. (NSA) espió más de 60 millones de llamadas telefónicas en España entre diciembre de 2012 y enero de 2013, información que cita como fuente documentos filtrados por el exanalista de la CIA Edward Snowden. EFE