Más de la mitad de los habitantes del DF (51,2%) siente malestar hacia las marchas y bloqueos protagonizados por un grupo de maestros en Ciudad de México pertenecientes a la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE), mientras un 26% siente preocupación y solo un 3,2% declara simpatía a la presencia del movimiento en las calles.

Este es uno de los resultados arrojados por una investigación publicada este mes por Consultora Mistofsky, en el marco de las protestas realizadas por agrupaciones de maestros y sus impactos en las calles del DF.

En ese marco, la encuesta también establece que al poner las libertades de expresión y de tránsito en la balanza, el 51,1% de la ciudadanía piensa que es más importante la primera, mientras un 43,6% opta por la segunda.

Pese a lo anterior, frente a la consulta de si deben seguir las manifestaciones de los profesores por las calles y avenidas de la capital mexicana, solo el 18,7% se muestra de acuerdo en que continúen, mientras el 77,4% cree que debe hacerse algo distinto.

Así las cosas, frente a la pregunta de qué hacer con las marchas, el 47,2% de la ciudadanía cree que "se debe solucionar antes los problemas", un 18,5% cree que se deben prohibir las manifestaciones y el 11,3% se muestra partidario de crear lugares especiales para este clase de expresiones.

Se cuestionó sobre 5 posibles formas de enfrentar el problema de las marchas comparando el resultado con 2003; se mantiene el alto acuerdo con el diálogo (89%) y con la prohibición de realizarlas en avenidas principales(69%), pero se observa un gran incremento en el acuerdo ciudadano por “prohibirlas totalmente”(30% a 44%) y por “utilizar la fuerza pública”(20% a 38%), aunque en estos dos últimos casos sigue siendo mayoría quienes están en desacuerdo.

 

 

3489

3490

3491

3492

3493

3494

3495

3496