Santiago de Chile. Un tribunal oral de Santiago condenó este lunes a penas que van desde siete años de prisión a cadena perpetua a los cuatro acusados del asesinato de un joven homosexual, caso que dio origen a la aprobación de una nueva ley contra la discriminación en Chile.

El IV Tribunal Oral en lo Penal de la capital chilena condenó a cadena perpetua simple a Patricio Ahumada Garay, el principal acusado del homicidio de Daniel Zamudio, golpeado en un parque de Santiago sólo por su condición de homosexual, el 3 de marzo de 2012.

El joven murió el 27 de marzo en un hospital, después de tres semanas de agonía.

Otros dos acusados, Alejandro Angulo Tapia y Raúl López Fuentes, fueron condenados a quince años de prisión y el cuarto, Fabián Mora Mora, a siete años, después que el tribunal le aceptara las atenuantes de irreprochable conducta anterior y colaboración con la investigación.

El caso despertó una ola de indignación y solidaridad en Chile e impulsó al gobierno a dar urgencia al trámite de la Ley Antidiscriminación, que terminó siendo despachada por el Parlamento como "Ley Zamudio".

Tras conocerse el fallo, el Movimiento de Integración y Liberación Hpmosexual (Movilh), que actuó en el juicio como parte de la acusación, consideró en una declaración que las penas "son ejemplares" y las máximas que se podían esperar.

"Daniel Zamudio hizo historia en la lucha contra la discriminación. Sensibilizó a todo un país sobre la gravedad de la homofobia", subrayó la organización, que manifestó su esperanza de que la nueva ley se aplique en el caso de Wladimir Sepúlveda, un joven de 21 años que se encuentra en riesgo vital a causa de un ataque similar.

Sepúlveda permanece en el hospital de Rancagua, a 90 kilómetros al sur de Santiago, tras haber sido agredido en la vecina localidad de San Francisco de Mostazal por seis individuos debido a que iba de la mano con otro joven.

El Movilh presentará el próximo miércoles una querella contra quienes resulten culpables del ataque, confirmó hoy Tomás de Rementería, portavoz de la agrupación, quien añadió que a pesar de la ley Zamudio, los ataques homofóbicos han aumentado un 16% en el último año.

"A una joven en Cartagena le arrancaron un ojo con un puñal, a un joven en Peñalolén casi le amputaron una pierna y ahora Wladimir", señaló De Rementería, en cuya opinión, "los sectores reaccionarios están actuando con más violencia frente a un cambio cultural".

Pidió además que la policía sea capacitada en la aplicación de la ley Zamudio, sobre la base de la acción a su juicio "negligente" de unos carabineros en el caso de Wladimir Sepúlveda.

En el veredicto de culpabilidad del 17 de octubre pasado, los jueces resolvieron que los acusados Ahumada Angulo y López Fuentes actuaron con ensañamiento y alevosía, mientras que Mora lo hizo sólo con alevosía.

Las penas no dejaron satisfecho al presidente del Movilh, Rolando Jiménez, pero sí dejaron conforme al fiscal a cargo del caso Ernesto Vásquez. En tanto, Iván Zamudio –padre del joven- se mostró relativamente satisfecho, porque “es la ley”.

* Con información de EFE y nacion.cl.