El gobierno boliviano informó hoy que aplicó en el primer semestre de este año US$574 millones para subvencionar los hidrocarburos líquidos.

El viceministro del Tesoro y Crédito Público, Edwin Rojas, explicó en la presentación del "Dossier Fiscal Semestral" -un texto estadístico elaborado por el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas- que los gastos de combustible son principalmente por la importación de gasolina y diesel.

El gobierno boliviano presupuestó para esta gestión US$1.060 millones para subvencionar la importación de hidrocarburos, de los cuales ejecutó en los seis primeros meses el 54% y se prevé que lo programado para este año esté dentro de los parámetros correspondientes.

"Hemos logrado controlar la subvención y no se ha disparado, lo que nos hace prever que hasta fin de año estará en lo presupuestado", aseveró la autoridad del Ministerio de Economía.

La estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) anunció que para finales de 2014, el país dejará de importar gasolina especial, que representa un gasto de al menos US$450 millones anuales en subvención.

El viceministro de Tesoro y Crédito Público afirmó que el dinero para subvencionar los combustibles del próximo año "está garantizado", aunque no precisó el monto que, según ley, debe estar inscrito en el Presupuesto General de Estado 2014.

Guillermo Torres Orías, experto en hidrocarburos, consideró que el consumo es "grande y derrochador. Hay muchos carros en Bolivia, lo que representa un consumo elevado.

"La gente consume en función de lo que le toca el bolsillo, y obviamente con precios tan bajos del litro de diesel y de la gasolina, éstos resultan ser la tercera parte de lo que significa por ejemplo un litro de agua, azúcar y edulcorante", aseveró.

Además, dijo que las personas también tienen automóviles baratos, porque hay muchos vehículos usados que se han contrabandeado en el país.

En el primer semestre de este año, el gobierno atribuye el aumento del consumo de combustibles a la frontera agrícola porque, seguramente, se ha hecho la preparación de la siembra y la cosecha, y los equipos que se usan para estas tareas usan diesel.