La reforma hacendaria comenzará a retrasar la renovación vehicular en el país, aseguró Guillermo Prieto Treviño, presidente de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

Según el directivo, la perspectiva de ventas durante este año será menor en 20 mil unidades, por lo que sólo se comercializarán 1.050.000 vehículos.

“La incertidumbre de la sociedad ante esta reforma fue uno de los factores más significativos para contraer las ventas de vehículos nuevos en 9% durante septiembre respecto del mes anterior. Esta situación, aunada al desplome del crecimiento económico nacional, nos han llevado a reducir la estimación de venta para el 2013”, resaltó.

Durante la inauguración del Foro Automotor AMDA 2013, Prieto Treviño advirtió que la iniciativa que actualmente se discute en el Senado de la República disminuirá el poder adquisitivo de la clase media y, con ello, la posibilidad de que las familias y las empresas renueven el parque vehicular.

“Con esta reforma fiscal las personas van a dejar de adquirir algunas cosas. En nuestro caso ya nos cayeron las ventas 9%, pues los clientes empiezan a ser más cautelosos”, dijo.

Indicó que México es un caso de éxito en la producción y exportación de automotores, no obstante prevalece la falta de estrategias para consolidar al mercado interno, impactado por fenómenos como la importación desmedida de vehículos usados extranjeros, baja penetración del crédito y la falta de un nuevo programa de chatarrización eficiente.