Sala de Inversión. El crecimiento de los resultados financieros del tercer trimestre, fueron menores a los presentados por las compañías en igual período de 2012. Sin embargo hubo resultados positivos en su mayoría.

De una muestra de 92 empresas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), reportaron un crecimiento en las ventas de 1,03%, mientras que la utilidad de operación aumentó 6,02%, el Ebitda creció 5,57% y la utilidad neta disminuyó 13,41%, dijo Gerardo Copca de MetAnálisis.

Asimismo, la situación financiera se mantuvo en un nivel razonablemente saludable, al registrar el pasivo financiero neto (PFN) un crecimiento de 10,2%, mientras que el capital contable mayoritario creció 3,55%, de tal forma que el apalancamiento medido entre el PFN con respecto al Capital Contable Mayoritario, pasó de 59,7% a 63,6%. El bajo desempeño de los ingresos, estuvo afectado en parte por una importante caída en la demanda interna derivado en parte por la intensidad de las lluvias y la baja actividad económica del país, afectando en particular los sectores manufacturero y construcción que son intensivos en mano de obra.

A pesar del débil entorno económico de México, la Bolsa está reaccionando a los resultados de las empresas, pero sobre todo al castigo que han tenido varias de sus acciones, aunque también le ha favorecido que el Banco de México haya reducido las tasas de interés de referencia a un día (fondeo) de 3,75% a 3,50%, así como a la alta probabilidad que la Reserva Federal mantenga sin cambio su política monetaria (QE3) por lo menos hasta marzo del 2014. Ante este entorno, es posible que el IPC y la mayoría de las acciones que cotizan en la BMV, sigan recuperando parte de las pérdidas acumuladas en el año.

Análisis Técnico. Las señales técnicas son positivas en casi todos los indicadores, solo falta queaumente un poco más el volumen para que tenga fuerza de alcanzar el siguiente objetivo de 41.650 puntos. La principal señal que anticipa un posible “rally” alcista es el rompimiento de la línea superior de la figura de “triangulo”, y el haber superado diversos promedios móviles, entre ellos el de un mes y otros de mayor plazo. Asimismo, el MACD se mantiene por encima de su promedio móvil, aunque el RSI empieza a mostrar niveles de sobrecompra, pero todavía tiene potencial para que continúe el alza.