México, EFE. El gobernador del estado mexicano de Michoacán, Fausto Vallejo, afirmó este martes que no "bajará la guardia" en el combate al crimen organizado, una tarea en la que dijo tener todo el respaldo de las fuerzas de seguridad federales.

"La Federación no nos ha abandonado. Tenemos todo el apoyo de la de la Sedena (Secretaría de la Defensa Nacional) y de la Policía Federal", declaró Vallejo a la emisora MVS.

El mandatario estatal, quien recientemente se reincorporó a su cargo tras una licencia de seis meses por motivos de salud, admitió que los miembros del crimen organizado ejercen una "gran intimidación" en algunas zonas de Michoacán, ubicado en el oeste del país.

Sobre los ataques del domingo pasado contra 18 subestaciones eléctricas y seis estaciones de gasolina, dijo que se trata de "actos vandálicos que ya se están investigando" y se negó a precisar qué grupo está detrás de ellos.

El gobernador señaló que fue una "manifestación deliberada de fuerza" del crimen organizado, luego de que los grupos de autodefensas de varios municipios ingresaran a Apatzingán, considerado un bastión del cártel de Los Caballeros Templarios.

El político del Partido Revolucionario Institucional (PRI) descartó que su gobierno minimice o maquille lo que está pasando en el estado en materia de seguridad y reiteró que tiene un "acompañamiento muy sólido" de la administración de Enrique Peña Nieto y las corporaciones de seguridad.

Los líderes comunitarios acusan a esa banda de mantener hace dos meses un cerco sobre los municipios de Aguililla, Coalcoman, Tepalcatepec y Buenavista, donde los pobladores han tomado las armas para defenderse de esa organización que surgió en 2010 como escisión del cártel de La Familia Michoacana.

El bloqueo impide la llegada de combustibles, medicinas y alimentos a esos municipios, así como la salida de sus productos agrícolas, sobre todo el limón, para comercializarlos.

En relación al saldo de fallecidos en los enfrentamientos del domingo entre presuntos miembros de Los Caballeros Templarios y las autodefensas en el municipio de Aguililla, Vallejo dijo que la fiscalía estatal reportó cinco muertos.

"Es lo que nos consta y lo que podemos afirmar", añadió luego de que José Mireles, líder del Consejo Ciudadano de Autodefensa de Tepalcatepec, elevara la cifra de fallecidos a 23, en base a reportes de los ciudadanos.

El político del Partido Revolucionario Institucional (PRI) descartó que su gobierno minimice o maquille lo que está pasando en el estado en materia de seguridad y reiteró que tiene un "acompañamiento muy sólido" de la administración de Enrique Peña Nieto y las corporaciones de seguridad.

Aseguró que los miembros del Ejército, la Marina y la Policía Federal "vienen diezmando verdaderamente a la delincuencia", con la detención de "muchos capos peligrosos" y la caída de otros en enfrentamientos.

Los dirigentes de las autodefensas han cuestionado labor de las fuerzas de seguridad en el estado, donde -sostienen- Los Caballeros Templarios gozan de impunidad.

Las autodefensas nacieron en febrero pasado en la región de Tierra Caliente ante la ola de secuestros, homicidios, extorsiones y otros delitos cometidos en la zona por Los Caballeros Templarios.

Esta organización tiene fuerte presencia en Michoacán, donde se aprovechan del litoral de ese estado, en el Pacífico, para recibir cargamentos de cocaína y otras drogas procedentes de Suramérica.