La postulante presidencial de la Nueva Mayoría, Michelle Bachelet, evitó responder la oleada de críticas y ataques a sus contendores en la primera jornada del debate organizado por Anatel y se enfocó en su programa de gobierno.

Lo que sí respondió fueron las agudas preguntas de los tres periodistas, especialmente a Constanza Santa María respecto a cumplir las promesas y que, de acuerdo a la periodista no habría cumplido.

Bachelet fue cuestionada por Claudio Elórtegui que citó el caso del hospital de Curepto, que habría sido inaugurado por ella sin estar terminado o en el tema de haber, supuestamente, dado de baja la paridad de género en cargos de Gobierno al poco andar de su mandato, como afirmó Santa María.

Respecto al primer punto aclaró que el hospital si estaba totalmente construido cuando se inauguró “y funciona muy bien, por cierto”, y que lo único extraño fue que se usó un trabajador que estaba enfermo, lo que por cierto no volverá a ocurrir.

Y respecto a lo segundo, precisó que la paridad no se terminó ya que en el gabinete se mantuvo en relación 52% hombres y 48% mujeres.

La candidata de la Nueva Mayoría también respondió a la alusión que gobierna con los mismos de siempre. “No sé de dónde sacan esto de los mismo de siempre, si usted me habla de los parlamentarios, pues bien son los parlamentarios que elige la ciudadanía y yo voy a trabajar con todos los candidatos que quieren hacer los cambios transformadores”.

Respecto a las alusiones de Marcel Claude, Tomás Jocelyn-Holt, Roxana Miranda, Marco Enríquez-Ominami y hasta de Ricardo Israel, se tomó el tiempo de anotarla pero prefirió ocupar su tiempo en destacar su propuesta de gobierno y no responder.

En el primer tema abordado, la delincuencia, Bachelet señaló que para combatirla “no hay camino corto ni solución mágica”.

Añadió que se requieren 6 mil nuevos carabineros, una justicia más expedita, desbaratar las redes de narcotráfico, rehabilitación, prevención y combatir la violencia intrafamiliar.

Y con respecto a la salud, recordó que su programa contempla la construcción de nuevos hospitales, terminar con la discriminación de las isapres, y señaló que se reevaluará la concesión de hospitales públicos, porque no está claro que sea más rápido y barato.

“Lo que está en juego el 17 de noviembre es el Chile en que queremos vivir. Yo quiero vivir en un país moderno, pero que sea más justo y que pueda permitir que el progreso sea el progreso de todos y no de unos pocos con una declaración de calidad y gratuita, con una salud digna, oportuna y de calidad”, señaló en su intervención final.

“Este 17 de noviembre vota por ti, vota por ese Chile de todos y acompáñanos en ese proceso”, concluyó.

* Vea además en Nacion.cl: Reviva el minuto a minuto del primer debate de Anatel