Londres. El gobierno de las Bermudas planea convertirse en un importante destino occidental para las finanzas islámicas, aprovechando su prominente posición mundial en el sector de seguros y reaseguros.

Craig Cannonier, primer ministro del gobierno de las Bermudas, asistirá a la novena edición del Foro Económico Islámico Mundial en Londres esta semana, con el fin de promover la posición de Bermudas como un centro de finanzas compatible con las normas de la Sharia.

Bermudas ha construido rápidamente su infraestructura y capacidad para acomodar las finanzas islámicas y ha establecido alianzas con los centros financieros de varios países musulmanes.

Bermudas ha firmado un convenio en materia de doble tributación con Bahrein y Qatar.

Cannonier, afirmó que "estamos en el Foro Económico Islámico Mundial para continuar las conversaciones y promover las relaciones que se establecieron hace dos años, cuando anunciamos que nos habíamos convertido en un centro financiero compatible con las normas de la Sharia".

"Somos conscientes de que no sólo está cambiando el mundo que nos rodea, sino que la economía también está cambiando con el mundo. Bermudas es bien reconocida como el principal centro financiero de ultramar para las industrias de seguros y reaseguros, con servicios de soporte de talla mundial tales como servicios jurídicos y contables, que hacen que la extensión a las finanzas islámicas sea una evolución lógica en la que tenemos una importante ventaja competitiva a nivel mundial".

Las finanzas islámicas son uno de los sectores financieros de mayor crecimiento, con unos US$1.200 billones en activos bancarios islámicos a nivel mundial a finales de 2012.