El significativo contenido de materiales orgánicos que poseen los desechos y residuos en América Latina y el Caribe (ALC), “indica que estos constituyen una posible fuente alternativa de energía”, afirmó Vladimir Valera, ambientalista y profesor de las universidades Central de Venezuela (UCV) y Metropolitana (Unimet).

Explicó que la composición de los residuos y desechos en ALC es como sigue: poco más de 54% materiales orgánicos, 15% papel y cartón, 3% textiles, 8% plásticos, 4% vidrio, 2% metales y 13,7% otros inertes. 

Valera citó datos del ministerio del Ambiente, según los cuales tal composición en Venezuela se reparte así: 40% materiales orgánicos, 17% papel y cartón, 13% plásticos, 2% textiles, 8% vidrio, 4% metales y 16% otros inertes.

“En Venezuela no se aprovecha el potencial energético de los residuos y desechos”, aseguró Vladimir Valera en el foro “Gestión Integrada de Residuos y Desechos Sólidos”, organizado por la Corporación Andina de Fomento (CAF) y la embajada de la República de Corea en Venezuela.