El presidente José Mujica se refirió a la medida adoptada por el gobierno de Cristina Fernández que impide que las cargas originadas en Argentina hagan trasbordo en puertos uruguayos. "En el fondo la política de la confrontación a quien más va a perjudicar siempre es a Argentina y va a herir a la región", dijo el mandatario en su audición de este viernes en M24.

Al referirse al tema, Mujica apeló a que los países del Mercosur tenga una visión global de la economía de la región en donde no se afecten los intereses de los países miembros. " No acompañamos la visión de que un país, por defender los derechos de su gente, tenga que afectar a otro del Mercosur, sino que debemos buscar salidas conjuntas y cooperar mucho más entre nosotros", indicó.

Los operadores privados uruguayos afirman que de mantenerse la medida, causará inconvenientes respecto a los contratos de exportación que existen y perjuicios a la competitividad del país.

"Trabajamos duro desde el primer momento pero esto no se arregla por la prensa ni mucho menos con gestos que son por la apariencia. No hay ninguna solución de carácter inmediato pero tenemos claro que tenemos que ir por todo", señaló.

"Trabajamos duro desde el primer momento pero esto no se arregla por la prensa ni mucho menos con gestos que son por la apariencia. No hay ninguna solución de carácter inmediato pero tenemos claro que tenemos que ir por todo", señaló.

Esta semana tanto el canciller Luis Almagro, como el ministro de Transporte, Enrique Pintado, insistieron en no sumar elementos que puedan aumentar la confrontación con Argentina.

Por su parte, el subsecretario de Transporte argentino Horacio Tettamanti, indicó que la medida nada tiene que ver con el conflicto por la planta de UPM. El jerarca señaló que la resolución está vinculada con la política de “defensa a rajatabla del trabajo" de los argentinos que plantea el gobierno de la presidenta Cristina Fernández.

"Si es muy válido defender nuestro trabajo, deberíamos defendernos frente al mundo todos, por toda nuestra gente y nunca caer en defender unos contra otros porque esa apolítica insular lo único que termina haciendo es perjudicar a la integración, hacer añicos el Mercosur", concluyó el presidente.