Río de Janeiro. La petrolera brasileña OGX, empresa bandera del grupo dirigido por el magnate Eike Batista, anunció este miércoles que se acogió a la ley de quiebras para iniciar un proceso de concurso de acreedores.

La compañía decidió acogerse a la ley de protección por quiebras debido a sus graves problemas financieros, lo que le permitirá seguir operando mientras negocia con sus acreedores, según informó el abogado Sergio Bermudes a medios locales.

Anteriormente, OGX negó haber decidido acogerse a los beneficios de la ley de protección por quiebras.