Quito. El ministro ecuatoriano de Seguridad, Homero Arellano, se dirigía este viernes al aeropuerto de Tababela, en Quito, para recibir a cuatro de los nueve soldados heridos durante un operativo contra la minería ilegal realizado la tarde de este jueves en la provincia amazónica de Morona Santiago.

“Hay todo un trabajo del gobierno ecuatoriano para legalizar la actividad, pero hay gente armada dispuesta a matar, no estamos frente a ciudadanos de minería ilegal sino bandas organizadas”, señaló el ministro Arellano en un enlace telefónico con la televisora Ecuador TV.

“Hemos demostrado que el gobierno está decido a parar este tema”, agregó el militar ecuatoriano en servicio pasivo.

Por su parte, el ministro del Interior, José Serrano, anunció este viernes en su cuenta de Twitter (@ppsesa) que el operativo contra la minería ilegal dejó un fallecido de nombre Freddy Ramiro Taish Tivira, sin embargo, Arellano manifestó que sí existe esa información, pero están reconfirmando. “Tenemos esperanzas que no haya ese fallecido”, dijo Arellano.

Los cuatro soldados con heridas de gravedad, que recibieron disparos con armas de fuego, responden a los nombres de Geler Rivera, Carlos López, soldado Guillermo Tigüi y Édgar Salazar. Las otras cinco víctimas del ataque fueron Wladimir Agrinda, Óscar Agrinda, Cristian Piña, Vinicio Grefa y Julio Grefa.

El problema de la minería ilegal viene desde hace algunos años en la Amazonía ecuatoriana. En agosto de 2012, la Agencia de Regulación y Control Minero (Arcom) suspendió las actividades mineras en canteras ubicadas en las provincias de Sucumbíos y Napo. Allí se evidenciaron labores mineras presuntamente ilegales.