Bogotá, Xinhua. La Policía colombiana decomisó hoy 1.050 kilos de cocaína que estaba escondida en un carro cisterna y que fue interceptado en un retén ubicado en una zona rural del municipio de Lorica (norte), donde fueron capturadas cuatro personas.

Un reporte policial señaló que la droga estaba avaluada en unos 5.250 millones de pesos (USD2,6M) y pertenecía al parecer a la banda criminal de Los Urabeños, que delinque en esa región del norte del país.

Según las autoridades, el alcaloide iba a ser llevado hasta el golfo de Morrosquillo, donde iba a ser embarcado con rumbo a Centroamérica y como destino final Estados Unidos.

El director de la Policía de Colombia, general Rodolfo Palomino, viajó a Lorica para conocer más detalles del operativo