El presidente de Venezuela expresó su malestar por el pedido del gobierno de México de una aclaratoria de las circunstancias en las que una avioneta con matrícula mexicana fue interceptada.

"El avión con matrícula mexicana obligado a aterrizar en Venezuela e incendiado en tierra el pasado lunes estaba lleno de cocaína", sostuvo el sábado el presidente venezolano Nicolás Maduro, quien se dijo sorprendido de que México pidiera explicaciones del incidente.

"Nosotros estamos ejerciendo plena soberanía en toda la fachada (marítima hacia el mar) Caribe (y el océano) Atlántico, de nuestra patria, en todos los puntos de la frontera, en combate contra el narcotráfico”, recalcó Maduro en cadena nacional de radio y televisión.

El presidente venezolano expresó su malestar por el pedido del gobierno de México de una aclaratoria de las circunstancias en las que una avioneta con matrícula mexicana fue interceptada y quemada en una pista improvisada en esta nación sudamericana.

Estamos protegiendo con los Sukhoi (cazabombarderos de factura rusa) y F-16 (de fabricación estadounidense) del narcotráfico los cielos venezolanos, ya se acabó la guachafita (la falta de seriedad), no vamos a aceptar que sigan utilizando el espacio aéreo de Venezuela para el narcotráfico”, dijo Maduro en un discurso televisado.

"A mí me sorprendió mucho que un avión que sometimos ya en una pista clandestina de (el estado de) Apure... es un avión que lo conseguimos full (lleno) de droga, y llegó una comunicación de la cancillería de México pidiendo explicaciones’’, comentó el gobernante venezolano, sin dar detalles de la razón de su malestar.

“Yo le dije al canciller (Elías Jaua) que le diera todas las explicaciones, pero que tratáramos que el presidente mexicano supiera que estaban abogando por un avión que estaba full de cocaína”, destacó. “Que lo sepan, no nos van a parar con campañas mundiales ni con chantaje. No nos van a parar, ya basta”, agregó.

Los comentarios de Maduro se produjeron dos días después que la cancillería de México informó que envió una nota diplomática a Venezuela en la que solicita aclarar el caso.

La cancillería mexicana dio a conocer ayer por la noche que la aeronave mexicana fue perseguida por espacio de cuarenta minutos, haciendo caso omiso a los llamados de autoridades venezolanas, y terminó aterrizando en una pista clandestina.

Asimismo, informó que el embajador de Venezuela en México será convocado mañana a la secretaría de Relaciones Exteriores para extender la solicitud del gobierno mexicano de esclarecer estos hechos, conforme al marco del derecho internacional. 
.

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, dijo el pasado miércoles que el gobierno venezolano les respondió inicialmente que sus autoridades pidieron a la aeronave aterrizar y luego “quemaron el aparato”.

Osorio señaló que aún esperan saber exactamente qué sucedió y si algún ciudadano mexicano estuvo involucrado.

Venezuela, por su cercanía con Colombia, se ha transformado en uno de los puentes más importantes para el transporte de la droga hacia Estados Unidos y Europa. Parte del traslado de drogas se realiza en avionetas.

En octubre pasado, Maduro ordenó aplicar de inmediato una ley que contempla el derribo de aeronaves sospechosas de narcotráfico, cuando ignoren la orden de aterrizar, con el fin de desalentar su paso por el espacio aéreo venezolano.

La intercepción de la avioneta con matrícula mexicana la dio a conocer en su cuenta de twitter el mayor general Vladimir Padrino López, jefe del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada.

Cmdo Defensa Aeroespacial @ceofanb detectó e interceptó aeronave Hawker 25 matricula XBMGM”, publicó Padrino el pasado martes, donde adjuntó fotografías de la aeronave con aparente matrícula mexicana, según la televisora regional Telesur.

Según ha informado Venezuela a México, todos los siete tripulantes “abandonaron la aeronave antes de su inhabilitación”.

Hasta el momento, no ha quedado claro si los tripulantes y pasajeros fueron detenidos tras el aterrizaje o si lograron escapar.

En octubre pasado, Maduro ordenó aplicar una ley que incluye el derribo de aeronaves sospechosas de narcotráfico, cuando ignoren la orden de aterrizar.