Antes de embarcar el avión que lo llevaba a Brasil, el presidente José Mujica manifestó que está viendo a los ricos de Uruguay “demasiado tacaños” y que la pérdida de valores que demuestra la sociedad se hace más evidente en “los que están arriba de la riqueza”.

“Parece que la única preocupación es ‘dame la mía, dame la mía, dame la mía’”, dijo a radio Monte Carlo antes de iniciar su viaje para encontrarse con la presidenta Dilma Rousseff.

Y agregó: "los que más perdieron los valores son los que están arriba de la riqueza que, en definitiva, son el punto de mira de toda la sociedad (...) No debe extrañarnos que más abajo haya pérdida de valores si los que están más arriba de la riqueza nacional se dejan ganar tanto por el egoísmo".

Mujica volverá en el día y el lunes viajará a Venezuela para reunirse con el mandatario Nicolás Maduro. El presidente recordó al fallecido Hugo Chávez como un hombre “fuera de clase” y reconoció que lo extraña. "Tenía un peso que no se establece por decreto. Y creo que lo vamos a sentir en el reparto de América Latina", expresó.

En Brasil se analizarán los avances del Grupo de Alto Nivel (GAN) creado en 2012 para darle más velocidad a los negocios entre los países. Un área central del GAN es la libre circulación de personas y de bienes y servicios y controles de fronteras.

Mujica y Rousseff abordarán también el tema energético relacionado con la interconexión eléctrica en los dos países y es probable que dialoguen sobre el puerto de aguas profundas.