San Salvador, Xinhua. El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, anunció hoy que su gobierno enviará el próximo lunes una carta al secretario general de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, para reiterar la vocación pacifista de este país centroamericano.

El gobierno de Funes informó de que enviará la misiva en respuesta a las acciones anunciadas por el gobierno de Honduras ante la comunidad internacional a raíz de la ocupación de la isla Conejo en el Golfo de Fonseca y la compra de un lote de aviones.

"Estamos haciendo lo que debemos hacer como gobierno, agotando los medios legales, pacíficos, los medios de la conciliación, que es lo que nuestra vocación pacifista y democrática nos establece y nos indica a seguir", dijo el mandatario salvadoreño.

El presidente salvadoreño también detalló que la misiva oficial también será enviada a la Organización de Estados Americanos (OEA).

"Condensamos justamente nuestra trayectoria como un país modelo para la consolidación de la paz", dijo Funes.

El Salvador sostiene que quien ha iniciado acciones ofensivas es el gobierno de Honduras al ocupar militarmente la isla Conejo desde mediados de los años 80.

El gobierno de Funes, asimismo, argumenta que el gobierno hondureño ha adoptado decisiones que van a favor del fortalecimiento de su capacidad militar, tanto incrementando sus efectivos y sus medios de combate en los últimos años.

"Las diferencias señaladas con la hermana república de Honduras son diminutas en comparación con todos aquellos aspectos que nos unen", reiteró Funes.

"El reto de mantener la zona como una zona de paz y armonía y de preserva la integración es mucho mayor que las diferencias que con Honduras nos están separando", dijo el mandatario.

Respecto al reclamo de Tegucigalpa por la compra de una decena de aviones A-37 al gobierno de Chile, Funes consideró que la posición hondureña es "injerencista" al margen del problema con la isla Conejo.

"Este es un esfuerzo que viene haciendo el gobierno de El Salvador para apoyar a la Fuerza Armada, y particularmente a la Fuerza Aérea, desde el inicio del mandato, no ahora que se ha dado la coyuntura con la isla Conejo", afirmó el gobernante.

"Nadie está pensando en declararle la guerra a ningún otro país, somos pacifistas por vocación y creemos en la solución de los conflictos a través del dialogo", declaró Funes.

El ministro de Relaciones Exteriores, Jaime Miranda, se reunirá con los embajadores de los países miembros del Consejo de Seguridad de la ONU la próxima semana para difundir los argumentos salvadoreños