Seis aviones Súper Tucano, que serían comprados a una empresa brasileña, ya no se adquirirán, anunció ayer el presidente Otto Pérez Molina, durante una visita a Ciudad Vieja, Sacatepéquez, para entregar el Bono Seguro.

“El préstamo que hicimos para comprar los Súper Tucanos no lo usaremos, porque ya no estamos interesados en adquirirlos”, afirmó.

Las naves serían compradas con un préstamo por US$133M  (Q1 mil 64M), pero por la mora, el Estado deberá pagar Q3M (US$373.483).

Según el mandatario, el Ministerio de Finanzas debe presupuestar ese monto, que “es una cantidad mínima en comparación con el precio sobrevalorado de los aviones”.

Entre las razones para retractarse de la compra figuran que la empresa brasileña no cumplió con enviar expertos para brindar detalles técnicos y por la sobrevaloración “que ya denunciamos”, añadió.

Opciones

El presidente dijo que como alternativa se analiza arreglar algunos aviones y comprar otros a Israel, a donde viajará el 9 de diciembre próximo.

En ese viaje lo acompañarán el ministro de la Defensa, Manuel López Ambrosio, para analizar la compra de naves y de armas, y el ministro de Agricultura, Élmer López, por aspectos de riego.

López Ambrosio indicó que en el país hay seis aviones que pueden arreglarse, pero se evalúa cuánto se debe invertir y si los repuestos se comprarán en Guatemala o en Estados Unidos.

Agregó que esas aeronaves son para resguardar el espacio aéreo e interceptar naves que ingresen sin autorización, por lo cual considera necesario tenerlos, pero debido a que el año fiscal ya cerró, la compra o arreglo se hará en el 2014.

Entrega viviendas

En su visita a la aldea El Mazanillo, San Lucas Sacatepéquez, el gobernante entregó 116 casas y están pendientes otras 49, que son parte del plan del Fondo para la Vivienda.

En Antigua Guatemala se celebraron las reuniones del Gabinete de Seguridad y la del Consejo de Seguridad Alimentaria y Nutricional.

En seguridad, Pérez Molina indicó que Sacatepéquez tiene un nivel de inseguridad medio, pues hay municipios con hechos delictivos una o dos veces al mes, y anunció el envío de 70 agentes.

Según el presidente, hay un 39 por ciento de desnutrición crónica en esa región y dos niños han muerto por desnutrición aguda en todo el año.