Este 17 de noviembre, 13,5 millones de chilenos están habilitados para designar al nuevo Presidente, senadores, diputados y, por primera vez, consejeros regionales (cores) en unas inéditas elecciones.

Estas es la primera vez que 9 candidatos (Franco Parisi, Marcel Claude, Ricardo Israel, Marco Enríquez-Ominami, Roxana Miranda, Michelle Bachelet, Evelyn Matthei, Alfredo Sfeir y Tomás Jocelyn-Holt) luchan por llegar a La Moneda mediante el voto voluntario.

Todos los postulantes, cada uno en su estilo, han tratado de captar las preferencias de los chilenos, aunque la ex mandataria Bachelet, líder de la Nueva Mayoría, es quien lleva la delantera, según todas las encuestas.

Especialistas electorales apuestan a una votación en torno a 7,5 millones de personas, que podría favorecer el triunfo de Bachelet en primera vuelta, algo que no ocurre con un candidato presidencial desde 1993.

Pero todo está por verse, porque también hay quienes creen que el descontento popular con los partidos políticos de distinto signo, que según las encuestas tienen un magro apoyo en torno al 20 por ciento, puede traducirse en una considerable abstención, lo que afectaría el peso específico del triunfo de cualquier candidato.
ELECCIÓN DE LOS CORES

Otra de las novedades de esta cita con las urnas es que por primera vez se elige a los consejeros regionales, encargados de administrar los presupuestos de los ministros, cargo al que postulan 1.382 personas para ocupar 278 cargos.

Las autoridades ya han advertido de que esta circunstancia puede alargar el tiempo promedio que ocupa cada elector para sufragar.

Según informó el Servel, a las 8:00 se debían instalar las 41.349 mesas de los 2.012 locales de votación del país que están habilitados. Unos 18.500 soldados están desplegados por todo el territorio para custodiar estos locales.

Está programado que el primer reporte de cómputos se realice a las 19:30 o cuando esté el 20% de los votos emitidos.