El presidente del senado en Chile, Jorge Pizarro, expresó este domingo un optimismo moderado de un triunfo en primera ronda de Michelle Bachelet, y un congreso favorable a la oposición en las elecciones presidenciales de este domingo.

"Ojalá podamos triunfar, hay un optimismo moderado en triunfar este domingo, pero no es problema tampoco pasar a segunda vuelta, lo importante es ganar", dijo Pizarro a Xinhua.

La carta de la centroizquierda se presenta esta jornada como amplia favorita para imponerse incluso en primera vuelta; no obstante, el debut de la inscripción automática y el voto voluntario han agregado una cuota de incertidumbre respecto a la real participación de los 13 millones de chilenos habilitados para votar.

"He visto mucha gente votando, más de la que esperaba en un comienzo, en mi región (Coquimbo, norte), pero tenemos que ver más adelante", agregó Pizarro.

Sin embargo, el optimismo con un holgado triunfo en las presidenciales no se traslada al congreso.

El polémico sistema binominal para elegir legisladores, que favorece a las grandes coaliciones pero no expresa proporcionalidad, es visto como una dificultad para traducir mayorías electorales en mayorías legislativas.

"Bueno, acá efectivamente tenemos una complejidad; es muy difícil generar doblajes (obtener el doble de votos del rival en un distrito para elegir dos legisladores) para romper el empate en el parlamento y traducir en leyes aprobadas las reformas propuestas por el nuevo gobierno", expresó el líder del legislativo.

"Tengo esa esperanza", dijo el político democratacristiano.

Bachelet ha anunciado una batería de reformas en caso de acceder nuevamente al poder: reforma educacional para alcanzar gratuidad en la educación superior, administración de pensiones estatal y más poder de negociación para los trabajadores frente al empresariado, son algunos de las propuestas.

Como contracara, las bajas expectativas del oficialismo en las elecciones presidenciales han llevado a la coalición en el poder a centrar sus esfuerzos en no perder escaños en el Congreso, aspecto clave para la administración que suceda a Sebastián Piñera a partir del 11 de marzo de 2014.

Pese a la desazón, la representante de las filas de gobierno, la ex titular del Trabajo Evelyn Matthei aspira a forzar un balotaje este domingo.

Los chilenos elegirán presidente para los próximos cuatro años de una lista de nueve candidatos, en una jornada que marca el debut en elecciones presidenciales y legislativas del voto voluntario.

Si ninguno de los candidatos alcanza una mayoría del 50% más uno, los dos más votados irán a la segunda vuelta, prevista para diciembre.