Ciudad de México.  Excelsior.com.mx. Aerolíneas latinoamericanas como Aeroméxico y Avianca han propuesto la posibilidad de operar los principales aeropuertos en los que dan servicio, pues argumentan conocer el mercado y sus necesidades.

Según Andrés Conesa, director general de Aeroméxico y presidente de la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA), lo ideal sería que las compañías de la región pudieran tener una mayor flexibilidad en las terminales aéreas pues conocen la forma de operarlas; sin embargo, los reguladores del sector son los que imponen lo que se tiene que hacer.

Ante ello, el ejecutivo indicó que lo más benéfico sería que las empresas pudieran contar con un esquema de trabajo en sus respectivos países, como actualmente lo hace Copa Airlines en el Aeropuerto Internacional de Panamá.

Trabajo conjunto. Al respecto Pedro Heilbron, director ejecutivo de Copa Airlines, explicó que si bien el Aeropuerto Internacional de Panamá es operado por Tocumen, una corporación que pertenece al gobierno federal, la compañía trabaja de la mano con dicha empresa.

“Las decisiones, políticas y métodos de trabajo se toman en conjunto entre la autoridad del aeropuerto y la principal aerolínea del país, que es Copa, para complementar las políticas y los métodos de trabajo que faciliten el funcionamiento del aeropuerto, que sea amigable con los pasajeros”, explicó.

Al respecto, el presidente de la ALTA destacó que al poder operar los aeropuertos las aerolíneas podrían asignar puertas y servicios terrestres, por citar un ejemplo, con el objetivo de mejorar el servicio.

Conesa agregó que por el momento la legislación mexicana impide que las aerolíneas puedan ser dueñas de aeropuertos, por lo que, dijo, debería existir una mayor flexibilidad al respecto.

Agregó que lo ideal para México sería tener un aeropuerto como el de Panamá, donde opera Copa, con una capacidad hasta de 80 millones de pasajeros anuales, diversas terminales e incluso cuatro pistas de aterrizaje.

Fabio Villegas, director ejecutivo de Avianca, destacó que aunque Colombia ha tenido un avance importante en infraestructura, con la construcción del Aeropuerto Internacional El Dorado en Bogotá, lo ideal es que en el futuro la aerolínea tuviera su propio aeropuerto y su modo de operar con mejores procesos de migración, una mayor eficiencia y tecnología.