Arrancar con una tarifa promocional de US$ 622 (incluido impuestos) para empujar su nueva ruta a Nueva York, le permitió a la estatal Tame asegurar ya una ocupación de más del 70% en sus vuelos a ese destino en las seis semanas hasta fin de año.

El primero de esos viajes, que abrió la incursión al mercado estadounidense, tocó la pista del aeropuerto John F. Kennedy a las 21:00 del viernes pasado con 250 pasajeros, 50 de los cuales eran invitados. 

El Airbus A-330, que tiene sistema de entretenimiento en sus 278 sillas y es el más grande de la flota de Tame, hizo seis horas desde Guayaquil.

Rafael Farías, gerente de Tame, afirmó que si bien las nuevas rutas requieren de seis meses a un año para madurar los niveles de ocupación en cada vuelo, la venta de boletos a Nueva York ha despegado con buenas expectativas.

En los primeros dos días de comercializarse la ruta a Nueva York vendieron unos 10 mil boletos para usarse entre este y el próximo año.

El inicio de la temporada alta es un factor que está ligado a la demanda. En estas fechas hay un flujo importante de ecuatorianos que viajan a realizar compras navideñas a Nueva York, pero también migrantes que regresan al país a pasar la Navidad y fin de año.

Cuando termine la tarifa promocional, los boletos costarán desde $ 699, según Tame. El plan es volar seis veces por semana y siete en los meses de mayor demanda.