Lima, EFE. Los ministros de Industria de América Latina y el Caribe iniciaron hoy una reunión para analizar políticas que permitan avanzar a la región en sus procesos de industrialización, en una cita previa a la XV Conferencia de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI).

En la apertura de la reunión, el director general de la ONUDI, Li Yong, afirmó que América Latina y el Caribe tienen un enorme potencial para avanzar económicamente en las próximas décadas.

"Sus recursos naturales , la población, la fuerza laboral y el mercado regional", fortalecerán el potencial de la región, añadió.

El director general de la ONUDI también señaló que para incrementar el desarrollo de América Latina se debe "reforzar de manera creativa" la integración regional.

Por su parte, la ministra peruana de la Producción, Gladys Triveño, afirmó que "hay mucho que ganar si aplicamos políticas conjuntas de desarrollo industrial, como cadenas productivas regionales".

También destacó el papel que debe tener la innovación tecnológica para el desarrollo industrial y señaló el "largo camino que tiene que recorrer la región" ya que solo invierte el 0,8% del producto interno bruto (PIB) en investigación y desarrollo (I+D).

En esta reunión se abordará la importancia de la industria y el comercio en el crecimiento inclusivo y sostenible en América Latina y el Caribe, con especial referencia a la contribución de la innovación y transferencia tecnológica al desarrollo industrial sostenible y el papel de la ONUDI en este contexto.

La reunión, en la que participan una quincena de ministros de Industria, viceministros y jefes de delegación de los países de América Latina y el Caribe, antecede a la XV Conferencia de la ONUDI, que será inaugurada este lunes por el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) señaló el pasado mes de octubre que la previsión de crecimiento para América Latina hasta 2014 se sitúa alrededor del 3%, levemente por debajo de lo estimado en julio, y recordó que persisten "riesgos a la baja", por lo que recomendó no bajar la guardia.