El Tribunal Supremo Electoral (TSE) se aproxima al 96% del procesamiento de las actas escrutadas a nivel nacional en los tres niveles electivos y quedan pendientes solo algunas inconsistencias de unas 600 actas, las que no se sabe si van a variar las posiciones de diputados y alcaldes.

Hasta el momento, el partido Nacional continúa acaparando la mayor parte de diputados con 48, seguido del partido Libertad y Refundación (Libre) con 39; 25 el partido Liberal; 13 el partido Anticorrupción y uno para cada partido: Democracia Cristiana, Unificación Democrática e Innovación y Unidad.

Aún ayer, los excandidatos a cargos de elección popular frecuentaban el centro de cómputo del TSE para verificar si había alguna esperanza de salir electos; otros deseaban conservar sus posiciones y unos terceros que alegaban fraudes en sus comunidades.

El TSE emitió un comunicado de prensa en el que dice: “Hemos realizado el escrutinio de los datos en 15,375 actas, y quedan por procesar 760, lo que refleja el 95.29% de actas procesadas en el nivel electivo presidencial”.

Este procesamiento arroja los resultados siguientes: Partido Nacional: 1,100,324 votos equivalentes al 36.70% Partido Libertad y Refundación (Libre), 862,963 (28.78%); Partido Liberal, 607,794 (20.27%); Partido Anticorrupción (Pac), 408,324 (13.62%).

Los otros partidos obtienen los siguientes resultados: Alianza Patriótica Hondureña (Alianza), 6,082 (0.20%); Democracia Cristiana, 5,204 (0.17%); Partido Innovación y Unidad (Pinu), 4,541 (0.15%) y la alianza UD/FAPER, 3,201 (0.11%).

Muy poco hace falta para que este proceso electoral cierre operaciones. “Para dar por concluido el proceso”, dice el TSE, “se está realizando el escrutinio especial en los tres niveles electivos”.

El pueblo hondureño merece una felicitación “porque es el proceso con mayor participación ciudadana, menor cantidad de votos nulos y blancos en la historia del país”, añade.

Respecto a la declaratoria oficial, “el TSE tiene que esperar los plazos que señala la Ley para las impugnaciones, período que vence el 6 de diciembre, por lo que recomienda mantener la actitud cívica que hasta el momento se ha demostrado por parte de los partidos políticos y sus candidatos”, dice.

Por lo general, son decenas de impugnaciones a las votaciones las que se presentan al término de cada proceso electoral pero no todas tienen el éxito esperado.

En estos casos los reclamantes deberán aportar pruebas contundentes que obliguen al TSE a hacer una revisión de actas o, en caso extremo, a contar voto por voto una urna para resolver un caso.

El proceso de “destuse” de las maletas electorales continúa en las bodegas que el TSE tiene en el Instituto Nacional de Formación Profesional (Infop). Muchas maletas, especialmente las que vienen de lejanos lugares como La Mosquitia, apenas llegaron al TSE.