Lima, Xinhua. La economía peruana mantendrá al cierre del 2013 su ritmo de crecimiento sostenido solo 5 puntos por debajo del promedio anual de los últimos años 6%), expresó con optimismo el ministro de Economía y Finanzas de Perú, Miguel Castilla, durante el mayor evento empresarial este fin de semana.

El ministro expuso ante la Conferencia Anual de Ejecutivos de Empresas (CADE 2013) sobre la situación financiera de este país y, durante su discurso, afirmó que gracias a la inversión en diversos sectores económicos la perspectiva para 2014 es muy positiva.

Castilla, quien es considerado un joven tecnócrata de línea moderada, fue bien recibido por los altos ejecutivos del sector empresarial, quienes manifestaron que confían en la forma como se está manejando la economía, lo que garantiza una estabilidad para las inversiones y negocios.

"Se espera un crecimiento alrededor de 6% en el 2014" , expresó el titular de las Finanzas peruano, brindando seguridad a los empresarios que se reunieron tres días en el balneario de Paracas, al sur de la capital peruana para debatir la situación económica de Perú.

Castilla, quien es considerado un joven tecnócrata de línea moderada, fue bien recibido por los altos ejecutivos del sector empresarial, quienes manifestaron que confían en la forma como se está manejando la economía, lo que garantiza una estabilidad para las inversiones y negocios.

En este sentido, dijo a los empresarios de CADE 2013 que en los últimos meses la economía se frenó levemente debido a un menor avance de la caída de los precios de los metales y la reducción del consumo.

Con respecto a si el gobierno recurrirá a la emisión de bonos soberanos para financiar los proyectos de infraestructura que anunció el presidente Ollanta Humala para los próximos años, como parte del plan de desarrollo nacional, el ministro indicó que es una posibilidad que no se descarta.

Puntualizó ante el auditorio empresarial que, actualmente, el país cuenta con líneas de crédito factibles para conseguir financiamiento a costos bajos y muy largos, lo cual es una ventaja para el desarrollo de los proyectos en mención.

Entre las prioridades que la clase empresarial recomendó al gobierno, como acciones necesarias para consolidar el desarrollo económico sugirió mejorar la calidad de la educación, desarrollo de infraestructura, mejorar la seguridad ciudadana, combatir la corrupción y fomentar la inversión privada.

Como parte de un plan de desarrollo de infraestructura en Perú, el gobierno de Humala anunció la ejecución de proyectos por unos US$12.000M para el 2014, lo que permitirá alcanzar el tan ansiado despegue para el desarrollo.

Asimismo, este país trabaja, por medio del Ministerio de Economía y Finanzas el desarrollo de unos 60 proyectos para los próximos años que representará más de US$25.000M, lo que significa alrededor de 25% del PBI.

Durante CADE 2013, el representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Fidel Jaramillo, coincidió con la preocupación de los empresarios, dándole prioridad a la educación e infraestructura, como temas pendientes para lograr el desarrollo.

Jaramillo destacó que este es un momento oportuno para el país, porque existe un buen acercamiento entre el sector empresarial y la administración Humala, lo que es una base para fortalecer la economía.

La respuesta de la clase empresarial no se dejó esperar y una encuesta de la agencia de análisis IPSOS detalló que el 84 de los ejecutivos de empresas manifestaron su respaldo a las políticas económicas del ministro y que el país está creciendo.

El presidente ejecutivo de IPSOS, Alfredo Torres, explicó que esta percepción se logró durante el desarrollo del encuentro empresarial, lo que refleja el optimismo que reina en el sector empresarial peruano.

También explicó que el sondeo de opinión llevado a cabo entre los hombres de empresa, también reveló que solamente tres por ciento considera que el país se encuentra en condiciones malas.

La encuesta de IPSOS, además puso de manifiesto que el 13% de los empresarios considera que la economía peruana se encuentra igual que antes y no ha habido ningún avance.

En aspecto de competitividad, los ejecutivos de este país destacaron como el sector más productivo a la actividad minera, seguido del sector agroexportador, el turismo y la actividad financiera.

En temas de innovación, el encuentro empresarial también puso de relieve que el 37% de hombres de negocios considera que son líderes en relación a sus colegas latinoamericanos.

Durante el 2012, la encuesta de opinión de CADE reflejó que el 89% de empresarios respondió que Perú progresaba mientras que en el 2011 solamente el 53% opinó de este modo