La Paz, Xinhua. Impulsado por las exportaciones de volúmenes de gas natural a Brasil y Argentina, además pese al incremento de las importaciones, Bolivia logró entre enero y octubre de este 2013 un superávit comercial de US$2.606M, de acuerdo a informes proporcionados por el estatal INE y el privado IBCE.

En diez meses, el país exportó por un valor de US$10.077M y compró productos extranjeros por US$7.471M. 

El gas natural continúa como el mayor producto vendido, los minerales siguen cayendo y los alimentos se recuperan, la venta de azúcar duplicó su valor.

Este panorama de exportaciones e importaciones, según analistas económicos y el propio gobierno, perfilan un nuevo récord histórico comercial al cierre de esta gestión.

El analista económico Mario Botelo considera que Bolivia continúa en un buen momento comercial, pese a que el sector de los minerales, por la baja de precios internacionales, ha mermado sus ingresos. "Perfilamos que vamos a marcar un nuevo récord de ventas internacionales que estará por los US$12.000M", agregó.

El ministro de Economía, Luis Arce, dijo que el aparato productivo de Bolivia se ha reactivado y que eso permite mejorar los ingresos. "Cada año estamos superando los record de exportaciones y este año no va a ser la excepción", agregó.

Las exportaciones al 31 de octubre aumentaron en seis por ciento, en tanto que las importaciones crecieron en doce por ciento, de acuerdo con los reportes del Instituto Nacional de Estadística, comparando los diez meses del 2012 y 2013.

"Un nuevo récord exportador por más de US$12.000M se avizora para la presente gestión, pese a la caída de rubros como minerales,maderas y textiles", dijo por su parte la jefa de la Unidad de Estadísticas del IBCE, Jimena León.

El comportamiento de las exportaciones e importaciones llama la atención porque las compras suben en mayor proporción que las ventas.

Las exportaciones de hidrocarburos aportan el 54% con US$5.512M, la industria manufacturera el 23%, incluyendo los metálicos con un total de 2.334 millones, en tanto que las ventas de minerales el 16% con 1.632 millones, lo que significa una caída de cinco por ciento en comparación con el 2012.

Importaciones y Mercados

En cuanto a las importaciones, el informe del IBCE señala que el 30% de suministros industriales con US$2.234M, luego bienes de capital con US$1.747M, equipo de transporte US$1.148M,en cuarto lugar combustibles con US$999M, artículos de consumo US$795M y alimentos por un valor de US$534M.

Más de la mitad, "53%, del valor total de la importación corresponde a la adquisición de bienes de capital e insumos para la industria", señala la Jefa de la Unidad de Estadísticas del IBCE

León explicó que estas compras son "para una mayor producción de bienes y servicios en función del mercado interno y externo".

Brasil continúa siendo el primer socio comercial de Bolivia, seguido por Argentina, EEUU, Colombia y Perú. Sin embargo, excluyendo el gas natural, EEUU destacaría como el primer mercado para las ventas externas bolivianas.

La gerente técnico del IBCE, María Esther Peña, dijo que Perú se perfila como el socio latinoamericano más importante de Bolivia, con un comercio global de US$850M entre exportaciones e importaciones.

Manufacturas y minerales

La jefa de la Unidad de Estadísticas del IBCE precisó que si bien las exportaciones en general crecieron, pero también se observan caídas en el caso de la industria manufacturera y minerales, lo que no ocurre en el rubro de los hidrocarburos y alimentos.

León argumentó que en el caso de los minerales la caída en sus exportaciones se debe a la baja cotización de éstos.

"Si antes nos benefició el efecto precio positivo en el caso de los minerales, esto ocasiona que exportando el mismo volumen o un mayor volumen estemos recibiendo menos dólares, eso es lo que está afectando", indicó la ejecutiva.

En las exportaciones de alimentos se agrupa a los productos de agricultura,ganadería caza, silvicultura y pesca.

Entre éstos están las nueces, café sin tostar, semillas y habas de soya, frijoles, quinua, frutas, semillas de sésamo y de girasol, maníes, maíz, y otros productos del agro. 

"Bolivia tiene soberanía alimentaria, excepto en trigo y harina de trigo", acotó la experta.

Sin embargo, destacó que si bien las exportaciones van aumentando, ese ritmo es muy lento y sólo llega al 6%, a diferencia de las importaciones que crecieron en 12% con relación a 2012.

Aunque ratificó que el objetivo no es depender exclusivamente de las exportaciones de gas a Brasil y Argentina, sino que se debe diversificar las ventas.