El flagelo de la corrupción opera en Honduras con estructuras similares a las del crimen organizado. Así lo alertó el nuevo fiscal especial contra la Corrupción, Ricardo Matute, en una entrevista exclusiva que ofreció a El Heraldo.

Matute asumió funciones hace un mes, es la primera vez que abre las puertas de su oficina a un medio de comunicación.

- Sectores demandan una fuerte lucha contra la corrupción, ¿cuál es su posición al respecto?

- Eso debe ser así, una de las cosas que es bueno que la ciudadanía sepa es que el fenómeno de la corrupción, como todo fenómeno delictivo, ha ido evolucionando. Lo que acostumbrábamos a conocer como un acto de corrupción, que uno o dos funcionarios malversaban una cantidad de fondos del Estado, se ha convertido a lo que hoy tenemos, que nos encontramos en investigación de verdaderas estructuras que son casi comparables a las del crimen organizado, pero que se dedican a saquear los fondos del Estado. El fenómeno de la corrupción en Honduras ha evolucionado, definitivamente.

- ¿Qué se hace para contrarrestarlo?

- Ese grado de complejidad debe ir a la par de un aumento a la estructura y capacidad de respuesta de las instituciones del Estado. Eso es lo que estamos intentando realizar en la Fiscalía contra la Corrupción. Nuestro objetivo es enfrentar este nuevo y ampliado fenómeno por dos medios: uno, podremos hacer una reestructuración para mejorar la forma de trabajo a lo interno de la Fiscalía, dar una nueva estructura a la Fiscalía que ayude a agilizar los casos, en eso estamos trabajando.

Estamos por terminar el análisis de la Fiscalía, presentaremos a nuestras autoridades el proyecto de nueva estructura, una vez lo aprueben ellos (los fiscales generales) solicitar el respaldo financiero para esa reestructuración, porque eso implicaría mayores recursos como fiscales, vehículos, auditores, equipo informático.

- ¿Cómo está la actual estructura?

- La Fiscalía contra la Corrupción solo tiene una regional a nivel nacional, en San Pedro Sula, que solo cuenta con ocho fiscales, quienes tienen que ver denuncias de actos de corrupción que se presentan desde Ocotepeque hasta las Islas de la Bahía y todo el Litoral Atlántico.

Hay fiscales que no están a tiempo completo en casos de corrupción en las fiscalías Locales.

Nos hace falta recurso humano, son necesidades ingentes que realmente la Fiscalía contra la Corrupción necesita. En la sede central tenemos trece fiscales asignados. En etapa de investigación hay un aproximado de 150 expedientes por cada fiscal.

- ¿Implicará una reingeniería en la Fiscalía contra la Corrupción?

- Ese es uno de los objetivos de nuestra Fiscalía. La ventaja es que esta Fiscalía es de las más estudiadas en los últimos dos años sobre cómo mejorar el trabajo, se tomarán en cuenta cuatro informes elaborados por organismos nacionales e internacionales.

- ¿Qué tan complejo es investigar la corrupción?

- La complejidad del problema de la corrupción es de tal naturaleza que ahora difícilmente se encontrará a uno o dos imputados, aquí nos podemos encontrar con casos en que hay involucrados fácilmente 10, 15, 20 personas. Todavía hay casos en hay que investigar si hay otros involucrados. El fenómeno de la corrupción se ha vuelto tan complejo y tan enraizado en muchas instituciones del Estado que poder descubrir la información conlleva tiempo.

En ocasiones nos vemos con retrasos en algunas instituciones del Estado para proporcionar información que solicitamos, presentamos hasta tres notas, cuando se amenaza presentar acusaciones por desobediencia hasta entonces algunos funcionarios proporcionan información.

- ¿Está consciente que la sociedad demanda respuestas?

- Así es, somos conscientes, solo queremos pedir que nos entiendan. Quizás no podrá ser tan ligera o rápida la presentación de requerimientos fiscales porque en los casos contra la corrupción hablamos de expedientes que equivalen a cajas de documentación, el análisis requiere un poco de tiempo.

- Juan Orlando Hernández dijo que en su gobierno emprenderá una lucha frontal contra la corrupción, ¿cómo lo ve?

- Eso esperamos, es la esperanza, no solo como fiscales especiales contra la Corrupción, sino como ciudadanos hondureños. Nosotros estamos dispuestos a dar nuestro mejor esfuerzo, hablo por todos mis fiscales, auditores, analistas de investigación, que vamos a dar siempre lo mejor, de una manera imparcial.

Estamos claros que las investigaciones se harán independiente del color político o clase. La imparcialidad incluye presentar requerimiento fiscal como también, en caso que la investigación resulte, desestimar una denuncia, porque hay sectores que quieren presionar al MP para presentar o no un requerimiento fiscal; no se cederá a presiones.

- Hernandez dijo, además, que pedirá al MP desempolvar todos los casos de corrupción que existan, ¿qué responde?

- Durante el último mes en que yo he estado laborando acá no se ha estado atrasando o empolvando ningún caso. Siempre estamos prestos a llevar a cabo la investigación lo más pronto posible.