Santiago. El juez especial o ministro en visita del caso Riggs, permitió este lunes el uso de US$2,6 millones a la familia del ex gobernante militar chileno, Augusto Pinochet, para que puedan pagar los impuestos que se derivan de 23 propiedades.

La decisión del magistrado Manuel Valderrama se dió luego que el clan familiar del ex gobernante de facto le solicitara el alzamiento de esos fondos ante el pago de la cuarta cuota de las contribuciones - o impuesto territorial- que vence en noviembre.

Los recursos forman parte de los embargos que pesan sobre la fortuna del fallecido dictador, que incluye propiedades y fondos económicos, por la investigación de las cuentas secretas y el origen de la fortuna de Pinochet.

La viuda, los cinco hijos y 17 asesores, entre abogados, secretaria y militares en retiro y en servicio activo del ejército chileno fueron procesados y detenidos en 2007 acusados de malversación de fondos públicos por unos US$8 millones.

La investigación por el caso Riggs, fue abierta en 2004 tras el descubrimiento de 125 cuentas secretas por unos US$27 millones depositados por Pinochet, su familia y entorno.

El Consejo de Defensa del Estado (CDE) ha insistido que esos dineros son fiscales, y que debieran ser devueltos por la familia, debido a que US$17 millones tienen origen espurio, o de gastos reservados o compras militares, según la tesis de la entidad.