Las inversiones externas directas a Argentina (IED) sumaron US$2.035 millones en los primeros nueve meses del año, informó el Banco Central de la República Argentina (BCRA).

Ello se debió a la recepción de US$778 millones en el tercer trimestre (11,9% más que en el segundo), que fueron compensados con repatriaciones realizadas por 45 millones.

El detalle de los movimientos de capitales productivos consta en el último informe de la entidad, sobre la Evolución del Mercado Unico y Libre de Cambios y Balance Cambiario.

Según el análisis, los ingresos netos (entradas menos salidas) en concepto de inversiones directas de no residentes en el sector privado no financiero, totalizaron entre enero y septiembre US$1.913 millones.

La IED registrada durante ese período superó ampliamente los ingresos de capital extranjero en la Argentina, correspondientes a los primeros nueve meses de los años 2009 y 2010.

El informe oficial observa, no obstante, disminuciones en el ingreso de capitales en comparación con similares períodos de 2011 y del año pasado.

De acuerdo con la estadística del Banco Central, la inversión directa extranjera acumulada a lo largo de 2012 totalizó US$3.476 millones, mientras que el año anterior habían llegado al país capitales foráneos por US$3.239 millones.

En cuanto al destino de los desembolsos recientes, el Banco Central señaló que en el tercer trimestre "se destacaron nuevamente los dirigidos al sector Minería (US$350 millones, 45% del total)".

Luego sobresalió, siempre para el lapso julio-septiembre, la captación de recursos externos por parte de compañías de la industria petrolera (326 millones de dólares, 42%).

La actividad hidrocarburífera experimentó un fuerte salto en la IED, debido a "los recientes acuerdos de explotación de yacimientos de shale oil y shale gas ubicados en la provincia de Neuquén", explica el informe del Central.  

También se registraron, en el tercer trimestre, inversiones externas en las industrias Automotriz (US$21 millones) y Química (US$19 millones).

En referencia a los retornos (salidas) de capitales de inversores externos, el BCRA recordó que las operaciones por ese concepto se desarrollaron en el marco de lo dispuesto en octubre de 2011.

En aquel momento se estableció como requisito que la eventual repatriación al exterior de IED, quedaba supeditada a la obligación de "haber registrado el ingreso de los fondos en el mercado local de cambios, al momento de efectuar la inversión inicial".