Mario Layera, jefe de policía de Montevideo, dijo que el estado de “seguridad” al que aspira la población será “imposible recuperar porque es como hacer un viaje en el tiempo”. En ese sentido, Layera explicó que la Policía debe “reestructurarse” y “buscar un modelo que permita enfrentar esa demanda”.

Al referirse a las causas de la percepción de inseguridad que algunos actores tienen, señaló que el policía debe entender que el cambio “obedece a una situación derivada de un cambio social y que la estructura y metodología policial se debe acompasar a los cambios sociales que vive nuestra sociedad”.

En relación a los cambios sociales que a su entender padece nuestra sociedad, Layera indicó que “el término inseguridad se utiliza para transmitir una percepción de la gente en cuanto a una medida” y se preguntó: “¿Cuándo existió inseguridad, ahora, antes, nunca? ¿Qué quiere decir, que antes no habían delitos? ¿Qué antes las cosas que pasaban no se percibían de la misma manera que ahora?”.

En consecuencia, Layera dijo que el término inseguridad es una medida “de nuestro tiempo” y que quiere decir “quiero más seguridad, quiero volver a condiciones que creo haber tenido en el pasado”.

Por último, Layera expresó que esto pasa porque la percepción “se debe -entre otras cosas- a la transparencia y a la difusión de los hechos que ocurren”. “Hay más información”, sentenció.