CAF -banco de desarrollo de América Latina- aprobó un préstamo por US$100 millones a la República de Panamá para el Programa de Ampliación y Modernización de la Infraestructura Educativa (PAMIE).

El organismo ejecutor será el Ministerio de Educación, a través de la Dirección Nacional de Ingeniería y Arquitectura. “CAF hace especial énfasis en la inversión en educación como una base imprescindible para el desarrollo inclusivo y productivo que necesita América Latina” afirmó al respecto el presidente ejecutivo de la institución financiera latinoamericana, Enrique García.

El titular de CAF destacó que la infraestructura escolar extenderá las oportunidades de una educación de calidad a 7.800 estudiantes “además de las familias de los niños, quienes se beneficiarán de manera indirecta, en virtud de la reducción de los costos de transporte por la mejora en el acceso a las escuelas”.

El PAMIE busca incrementar el acceso, la equidad y la calidad de la educación pre-escolar, básica y media, a través del financiamiento de la construcción y equipamiento de complejos educativos de gestión pública en áreas de baja cobertura escolar y de reciente urbanización.

El proyecto incluye la construcción de complejos educativos, así como la rehabilitación de escuelas y su equipamiento, a realizarse en las Provincias de Colón, Chiriquí, Panamá Este, Panamá Oeste y Veraguas.

Se tienen contemplados tres focos de acción: la construcción de infraestructura innovadora en áreas de baja cobertura y alta deserción escolar; la dotación de equipamiento, incluyendo tecnología educativa que modernice el proceso de enseñanza-aprendizaje; y la creación de espacios escolares que faciliten la permanencia de los estudiantes.

Por otro lado, Enrique García y Frank De Lima, ministro de Economía y Finanzas, suscribieron el contrato de préstamo por US$103 millones para las obras complementarias del Proyecto de Saneamiento de la Ciudad y la Bahía de Panamá impulsado por el Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Salud, y que responde al acelerado desarrollo urbano de la ciudad en las últimas décadas.

El Presidente Ejecutivo de CAF resaltó el impacto positivo del proyecto “ya que busca recuperar las condiciones sanitarias y ambientales del área metropolitana y la eliminación de contaminación por aguas residuales no tratadas en los ríos urbanos y en las zonas costeras de la Bahía de Panamá, lo que se traduce en mejores condiciones de salud, medio ambiente y calidad de vida para la población”.

García destacó el alto contenido social del proyecto y añadió “se ha convertido en referencia internacional para planes integrales de tratamiento de aguas residuales en Latinoamérica”.

Específicamente, los fondos del préstamo suscrito serán destinados a financiar los costos directos de la construcción de las obras civiles, suministro de materiales y equipos para las obras complementarias de redes colectoras e interconexiones del Proyecto de Saneamiento de la Ciudad y Bahía de Panamá, al igual que para estudios, supervisión externa, ejecución del plan de manejo ambiental y gastos de operación de la Unidad Coordinadora del Proyecto.