“Absolutamente solo” se encontró el presidente José Mujica en la actual tirante relación con Argentina y a la hora de tomar la decisión de aumentar la producción de UPM, la planta de celulosa que funciona en Fray Bentos, y que ha generado restricciones adicionales por parte del gobierno argentino. Así lo manifestó este miércoles durante un almuerzo en la sede de la Unión de Exportadores y luego a los periodistas al finalizar.

El mandatario aseveró a los medios, según consigna El País, que los que pretenden una confrontación con el vecino tendrán que ir a “llorar al cuartito”, porque no es algo positivo para el país. Añadió que en determinado momento se encontró “absolutamente solo, bombardeado por la prensa, por la industria y sin respaldo de nadie”.

En el almuerzo, en el que participaron además el ministro de Economía y Finanzas, Fernando Lorenzo, el ministro de Industrias, Energía y Minería, Roberto Kreimerman, y el prosecretario de la Presidencia, Diego Cánepa, el presidente Mujica hizo alusión también a la soledad con la que debió enfrentar el conflicto con Argentina y el asunto de UPM, sin el respaldo de los medios, de su propio partido y de la oposición.

“Qué le voy a pedir a la oposición si mi propio partido me dejó solo”, dijo el mandatario, según comentaron a El Observador participantes del ágape. Al presidente le recordaron que, pese a algunas discrepancias en su momento, el gobierno recibió el respaldo de su asociación así como todo el espectro político.

Mujica también habló durante el almuerzo de la necesidad de acoplarse a Brasil para avanzar en un acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea –negociaciones que llevan estancadas más de una década–, y sobre la importancia de China en el comercio internacional.