Cientos de productores lecheros se declararon el miércoles en emergencia y tomaron las calles de Cochabamba para exigir a las autoridades el incremento del precio del litro de leche cruda, producto que es entregado a la empresa PIL.

Según Germán Terán, presidente de la Federación de Productores Lecheros de Cochabamba (Feprolec), los insumos forrajeros, los fármacos, la mano de obra, la maquinaria y semillas que hacen a la actividad lechera se incrementaron de precio en 40%. Por tanto, piden el mismo porcentaje de aumento del costo de la leche.

“PIL recibe cada litro de leche cruda en Bs 3,20 (US$0,45) y Bs 2,80; queremos vender entre Bs 4,00 y Bs 4,20, con base en un estudio”, explicó Terán.