Buenos Aires. Argentina, país en el que se realiza un trasplante de órganos cada seis horas, es una referencia mundial en la materia, destacó este jueves en Buenos Aires el titular de la Sociedad Mundial de Trasplantes (SMT), Francis Delmonico.

El funcionario llegó al país sudamericano para participar del 22 Congreso Latinoamericano y del Caribe del Trasplante, que concluye el miércoles.

Según datos oficiales, el número de donantes de órganos por año en Argentina pasó de 301 en 2003, a 630 en 2012.

Además, la evolución de trasplantes de órganos y tejidos se incrementó de 625 en 2003 a 1.458 en 2012.

"Otra cifra que refleja la mejoría de la capacidad de respuesta en la materia es la cantidad de trasplantes que se realizan diariamente: por caso, en 2003 se realizó un trasplante cada 12,5 horas, en tanto que en 2012 se concretó uno cada seis horas", dijeron voceros de la cartera de Salud a esta agencia.

En ese contexto, el ministro de Salud argentino, Juan Manzur, ponderó que el país es "líder en la región" en la materia.

"Hace diez años los trasplantes estaban vinculados al sector privado y hoy Argentina es líder en la región, con una alta capacidad de respuesta en trasplantes y donación de órganos", expresó el funcionario.

Según Manzur, "se mejoró mucho. En los últimos diez años ha habido avances hacia un sistema más equitativo y solidario, que plantea la accesibilidad de todos los argentinos que necesitan un trasplante. No hay otros países donde una persona pobre, en el ámbito público, pueda someterse a este tipo de intervención".

Para Delmonico, "la temática del trasplante y procuración de órganos en Argentina es excelente".

Argentina "es una referencia ética muy importante" en la materia, agregó.

El congreso en Argentina cuenta con la participación de 1.500 profesionales y disertantes de todo el mundo.

Tiene por objeto "estimular el desarrollo del proceso donación/trasplante en la región, mejorar la accesibilidad de los pacientes a esta terapéutica, y fortalecer la integración y articulación de los actores sanitarios involucrados para obtener más y mejores trasplantes".

El titular del Instituto Nacional Central Unico Coordinador de Ablación e Implante de Argentina, Carlos Soratti, manifestó que "lo esencial en el desarrollo de programas de donación y trasplante son las decisiones políticas sanitarias y que las autoridades provinciales y nacionales prioricen este eje en sus agendas".

"Debemos ofrecer el mismo tratamiento con el mismo resultado" en todo el país, aseveró el funcionario.

En 2018, se celebrará una nueva edición del Congreso Mundial de Trasplante, para el cual Argentina compite con Madrid y Montreal en sus posibilidades de ser la anfitriona del encuentro, que por primera vez se celebraría en un país latinoamericano.

"Queremos que en 2018 el congreso mundial se haga acá, y por primera vez en América Latina. No tengan dudas de elegir a la Argentina como sede", expresó Manzur a los miembros de la Sociedad Mundial de Trasplante presentes en el Congreso.