Ginebra, EFE. El relator de la ONU sobre los derechos de los pueblos indígenas, James Anaya, iniciará este viernes una visita oficial a Perú para investigar el impacto de las actividades extractivas, particularmente minera y petrolera, en la situación de las comunidades campesinas y nativas.

La visita se prolongará hasta el día 13, cuando el experto de Naciones Unidas presentará ante la prensa peruana las conclusiones preliminares de su misión.

Sus observaciones definitivas, acompañadas de recomendaciones para mejorar la situación que encuentre, serán expuestas en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU el próximo año en Ginebra.

Entre las cuestiones específicas que analizará Anaya durante su estancia en Perú están las relacionadas a la consulta previa y consentimiento a las comunidades afectadas por las actividades económicas extractivas.

También evaluará su impacto sobre los grupos nativos que viven en aislamiento voluntario o en contacto inicial con el exterior.

"Espero comprender mejor los puntos de vista de los pueblos indígenas, representantes del Gobierno y de otras partes interesadas sobre los logros y desafíos con respecto a la industrias extractiva y los derechos humanos de los pueblos indígenas en el Perú", dijo el relator.

Anaya se reunirá con funcionarios y representantes indígenas en Lima, y viajará a zonas andinas y amazónicas en el interior del país.

Los relatores del Consejo de Derechos Humanos de la ONU son profesionales prestigiosos que cumplen su misión de forma independiente de cualquier gobierno.

Anaya es catedrático de derechos humanos en la Universidad de Arizona.