Con la finalidad de investigar y desarrollar en Panamá el cultivo de coquillo (Jatropha curcas) para la obtención de biodiesel, se estableció un convenio de cooperación entre el IDIAP y el MIDA con la empresa Panama Green Fuels. Durante el mes de mayo del presente año, se establecieron los semilleros en el vivero del Instituto Nacional de Agricultura (INA), y en el mes de julio se realizó el trasplante a los terrenos del INA en Divisa y del IDIAP.

Las investigaciones que se realizan en el ámbito agronómico son dirigidas a la búsqueda de variedades más productivas de aceite para lograr competitividad agrícola y económica. En el INA se cuenta con dos hectáreas del cultivo, dedicadas a ensayos experimentales y demostrativos. Igualmente en el IDIAP se cuenta con una parcela demostrativa de media hectárea. La etapa de floración inició a mediados de octubre y actualmente la plantación se encuentra en fructificación. Se espera que los resultados de esta investigación se obtengan para el año 2015.

El desarrollo de cultivos energéticos como el coquillo y su correspondiente industria agroenergética traen consigo ventajas socioeconómicas y ambientales.

Dentro de las ventajas socioeconómicas, es bueno señalar:

Favorece la continuidad de la actividad del sector agrícola para evitar abandono de superficies productivas y dinamizá la actividad en los sectores industriales relacionados directamente con producción agrícola, fertilizantes, maquinaria agrícola o producción de semillas y crea empleos en los sectores agrícola y de transformación.

Entre las ventajas ambientales, conviene destacar:

Demandan menos insumos de producción, por lo que el impacto ambiental es menor, los cultivos perennes protegen el suelo contra la erosión, eliminan el laboreo excesivo y la perdida de suelo fértil, permiten reducir el CO2, ya que éste ha sido previamente fijado por las plantas mediante la fotosíntesis antes de su combustión y reducen la emisión de óxidos de azufre (SOx) y evitan lluvias ácidas.